La eliminatoria estelar, en Nervión desde el miércoles

  • El Barcelona, que podrá contar con Eto'o, será el rival del Sevilla en los octavos de la Copa

Sevilla y Barcelona se verán las caras en los octavos de final de la Copa del Rey, con la ida el miércoles después del derbi en el Ramón Sánchez-Pizjuán y la vuelta el siguiente miércoles, el día 19, en el Camp Nou. Se trata, sin lugar a dudas, de la eliminatoria estelar de esta ronda copera y así la tomaron en ambos clubes al poco de conocer un cruce que tiene hasta diez precedentes en la historia, favorables en general para los azulgrana, aunque en la última ocasión, en la temporada 72-73, el Sevilla de Salvador Artigas estaba en Segunda División y dio la campanada. El ganador de la misma se medirá en cuartos al que salga del cruce entre Recreativo y Villarreal y jugará en casa el partido de vuelta.

Se da la circunstancia de que el equipo de Frank Rijkaard tendrá no sólo la presunta ventaja de campo, sino que podrá contar con Eto'o para este partido, así como para el liguero ante el Murcia, al haber obtenido permiso para incorporarse más tarde a su selección de cara a la Copa de África. Los africanos del Sevilla, Kanoute, Keita y Kone, marcharán en cambio el lunes hacia las concentraciones de Malí y Costa de Marfil el lunes, después del derbi.

Una de las reacciones más llamativas fue la del presidente del Sevilla. "Debemos tener la sensatez de saber que nos enfrentamos a uno de los dos grandes, pero la mala suerte es para el Barcelona, que va a caer en octavos de Copa", dijo José María del Nido, que lamentó que, "después de habernos tocado el Barça lo mínimo era jugar el segundo partido en casa".

El entrenador del Sevilla también lamentó que la vuelta fuera en Barcelona. "Es un contratiempo añadido, ellos pueden venir aquí a hacer su partido y a especular un poco con el de vuelta", dijo Jiménez, que se mostró cauto: "Es difícil tanto para nosotros como para ellos. Tenemos que pensar que son rivales fuertes y a priori no es lo que se prefería. Son dos equipos que podían llegar a la final". "Nos ha tocado uno de los equipos más difíciles -aseguró el director deportivo, Monchi-, pero había pocos chollos porque todos eran de Primera. El sorteo no puede ser positivo, pues es un rival difícil, pero hay que asumirlo porque tenemos nuestras posibilidades y hay que apurarlas".

Frank Rijkaard lo valoró en positivo: "Es uno de los mejores oponentes y también es bueno para nosotros, porque si quieres conseguir buenas cosas, hay que eliminar a grandes rivales. Mejor así, sin dudas ni espacio para calcular. Me alegro de que nos haya tocado un buen equipo".

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios