El entorno no afecta en nada a Mel

  • "No es nuevo, aquí siempre hay últimos acontecimientos", dice sobre el club.

Si las aguas en el club bajan algo revueltas, cuando a Mel se le pregunta por los últimos acontecimientos de una nueva semana teñida de polémica ni se inmuta. "Aquí siempre hay últimos acontecimientos, no es nuevo", señala sobre dimes, diretes y la destitución de Risto Vidakovic. "Es un tema que no tiene nada que ver conmigo. Entiendo cómo se debe estar sintiendo, porque a mí me ha pasado. Tiene todo mi cariño y mi apoyo", argumentó.

"Todos los partidos son importantísimos y más en Primera División. Estamos en una situación holgada y justa, buena para nosotros y 12 puntos nos colocarían mejor", dijo sobre el partido, aun reconociendo que el equipo necesita mejorar: "Hemos tenido dificultades para mantener la portería a cero después de dos partidos que lo hicimos. No fueron partidos normales, pero también es cierto que debemos buscar nuestros errores y no escudarnos en eso. Tenemos que mejorar en muchas cosas, pero ningún equipo está como pretende y no somos una excepción. Además, hemos cambiado mucho respecto al año pasado, sobre todo de nombres".

"No veo drama por ningún lado ni prisas. Tenemos que seguir trabajando de la misma forma", añade el preparador madrileño, quien tiene en alta estima a la Real Sociedad: "Es un equipo vertiginoso y vertical. Tiene una velocidad tremenda y es un equipo muy bueno. Nos lo va a poner muy complicado".

Mel no quiso desvelar nada sobre el equipo inicial; si acaso desveló la pareja de centrales. "Paulao ha entrenado bien, al igual que Mario. El que tiene más problemas es Perquis, que tiene una distensión y es el que menos probabilidades tiene de estar. ¿La portería? Tengo claro quién va a jugar, pero ellos no lo saben. No hemos podido completar una misma defensa, incluyendo al portero, en seis jornadas y casi todas mis decisiones han venido provocadas por lesión o sanción. Ojalá no hubiese ningún altercado y pudiésemos tener continuidad en esa parcela".

Mel, que volvió a acatar de buena gana el previsible traslado a la Cartuja y recordó el gol de Íñigo hace un año, habló de sus buques insignia. "Beñat tiene el reconocimiento del fútbol español, está en la selección más importante del planeta y hemos apostado siempre por él. Volverá a mostrar el mejor nivel. Rubén Castro es importante para este equipo y este entrenador, pero él mismo reconoce que tras salir de una lesión necesitaba descanso con tres partidos tan seguidos", apuntó.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios