El escándalo que nadie esperaba

  • David de Gea niega su relación con un turbio asunto de prostitución denunciado en España El guardameta dice que seguirá en la Eurocopa

Comentarios 4

El guardameta español David de Gea negó ayer cualquier implicación en un turbio escándalo sexual que está investigando la Policía y confirmó que está dispuesto a seguir con su selección en la Eurocopa de fútbol de Francia pese a la fuerte polémica desatada tras conocerse los hechos.

"Es una mentira y una falsedad", dijo el portero del Manchester United en Saint-Martin-de-Ré, lugar donde la defensora del título europeo ubicó su centro de entrenamiento durante el torneo galo. "Soy el primer sorprendido con esta noticia", añadió el madrileño en una rueda de prensa para aclarar las cosas.

De Gea agregó que "por supuesto" se quedará en la concentración de la selección española y añadió: "Esto, si cabe, me da más fuerza para estar aquí en la selección, con más ganas. Tengo un gran apoyo de mis compañeros. Es falso todo lo que está saliendo en la prensa y se quedará en manos de mis abogados".

La noticia la adelantó ayer el periódico eldiario.es, que aseguró que "una testigo protegida" implicó a los futbolistas De Gea e Iker Muniain en una investigación a un empresario del negocio de la pornografía. Antena 3 Televisión añadió al madridista Isco.

Fuentes de la Policía Nacional confirmaron a dpa que los documentos publicados por el digital, en los que aparecen mencionados los nombres de los jugadores, son auténticos y están en manos del juzgado. "Podrán poner todo lo que quieran, que es todo falso", insistió no obstante De Gea.

Una testigo protegida de la investigación contra el empresario conocido como Torbe, encarcelado desde abril por diferentes delitos, implicó en el caso a los dos futbolistas internacionales españoles. Sin embargo, ninguno de los dos está siendo por ahora investigado ni ha sido llamado a declarar por la Policía.

La mujer asegura que fue obligada en 2012 a mantener relaciones sexuales en la habitación de un lujoso hotel de Madrid con Muniain y otro futbolista aún sin identificar. Según su versión, el encuentro sexual habría sido arreglado por el investigado Torbe a petición de De Gea, que no participó directamente.

La testigo aseguró a la policía que luego tuvo un intercambio de Whatsapp con el cancerbero del Manchester United, de quien intentó que identificara al segundo jugador que había estado en la habitación. Ayer también se relacionaron con los hechos los nombres de otros dos futbolistas internacionales sub 21 que han estado en la selección absoluta.

"El intercambio de mensajes entre la mujer y De Gea continúa y el portero se interesa de nuevo por los servicios de esta mujer y le pregunta si estaría dispuesta a citarse con cinco jugadores del Manchester United, incluido él", escribió eldiario.es, que añade que "no hay evidencias de que este encuentro tuviese lugar".

El meta español se enteró ayer de la filtración del informe policial mientras, contó, jugaba junto a unos compañeros de la selección a la PlayStation. A continuación conversó con su familia y con el propio Muniain, futbolista del Athletic de Bilbao.

"Soy un chico muy tranquilo y pocas cosas me hacen no estarlo. Y cuando algo no es verdad, menos aún", declaró De Gea en la rueda de prensa, que se retrasó casi una hora sobre el horario anunciado en un principio. "Sé lo que he hecho con mi vida. Sé que todo es falso y poco más tengo que añadir", explicó.

"No tengo ni idea de dónde puede venir algo así y por qué está todo esto en prensa. Es una manera de tratar de ensuciar la imagen de alguien. Estoy muy tranquilo y a seguir hacia adelante", concluyó.

El escándalo generó gran revuelo en la concentración de la campeona de Europa, que el lunes debe empezar su defensa del título con un duelo ante República Checa en Toulouse.

Primero, la Federación Española de Fútbol anunció extraoficialmente que De Gea daría una rueda de prensa para explicar lo sucedido. Sin embargo, luego decidió mantener su plan original y, ante la sorpresa de los periodistas, los primeros en atender a los medios fueron Aritz Aduriz y Héctor Bellerín.

"No vamos a hablar del tema", dijo Aduriz al ser preguntado por el asunto del día. Apenas cinco preguntas después concluyó la brevísima rueda de prensa y comenzó el entrenamiento. Sólo faltaba De Gea. A los dos minutos, la federación comunicó que el portero hablaría inmediatamente. Entonces los periodistas regresaron a la carrera a la sala de prensa. "De Gea pidió hablar por decisión propia", confirmaron a la agencia dpa fuentes de la Federación.

Tras proclamar su inocencia, De Gea se incorporó al entrenamiento junto a sus compañeros y practicó con los otros dos metas de la selección, Casillas y Sergio Rico.

Etiquetas

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios