A esperar la oficialidad

  • El Sevilla Atlético gana al Linense aunque el pase matemático a los 'play off' deberá aguardar seis días

El Sevilla Atlético cumplió con su parte del trato: vencer para que el pase a los play off pudiera ser matemático este fin de semana. Sin embargo, éste deberá esperar, al menos, seis días más para hacerse oficial. Porque La Hoya Lorca, que debía perder en su visita al Recreativo, fue capaz de rascar un punto, lo que mantiene en stand by la celebración del pase a la post-temporada, que puede llegar en el derbi del próximo fin de semana ante el Betis B.

Consiguió el triunfo, además, sobreponiéndose a las numerosas bajas que tenía el filial para confeccionar el once -Vukcevic debutó con el conjunto hispalense como extremo izquierdo y tuvo buenos minutos combinando con Matos-, además de la de Diego Martínez, quien vio el partido desde la grada al estar sancionado. Y lo hizo también con una versión mucho más práctica que estética. El pragmatismo hecho fútbol.

Durante la primera mitad la Balona apenas inquietó durante los minutos iniciales; les hacían falta los puntos a los gaditanos y se notó en las ganas con las que saltaron al césped. Sin embargo, esa fuerza se quedó en nada conforme el tiempo corría en el reloj. Entonces, el protagonismo cambiaría de lado y el Sevilla Atlético comenzaría a llevar la iniciativa en el juego. Aunque, eso sí, apenas inquietaron a Mateo, en una ocasión, tras una buena jugada de Matos y Vukcevic que acabó con un centro del primero al corazón del área, donde apareció Carlos Fernández para rematar fuera.

En la siguiente aproximación sí llegó el gol. Y lo haría de libre directo separado unos cuatro metros de la frontal del área. Antonio Romero con un magistral toque de zurda consiguió colocar la pelota fuera del alcance del meta visitante para adelantar a los suyos.

La sentencia llegaría instantes antes del descanso. Carlos Fernández firmó su decimoquinto tanto de la temporada después de una buena jugada por la banda izquierda por el debutante Vukcevic, que llegó casi hasta la línea de fondo para poner un pase atrás y, tras un bote extraño que impidió que el meta alcanzara la pelota, ésta llegó al ariete sevillista, que sólo tuvo que empujarla a placer para llevar el segundo al marcador.

Durante la segunda parte, la Balona se volcó en el campo del Sevilla Atlético en busca de recortar distancias, e incluso consiguió dar un balón en el palo tras un córner. Pese a todo, no hubo cambio en el signo de un partido que Yan Brice y Raúl Navarro recordarán, pues debutaron con el primer filial.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios