Baloncesto l Cajasol

El estreno liguero sigue en el aire

  • El IMD se compromete a desmontar el espectáculo de Disney para jugar el lunes 12 de octubre ante el Real Madrid · La ACB, en cambio, no quiere que el partido se posponga más allá del fin de semana

Comentarios 4

A mes y medio de que la Liga dé comienzo, el Cajasol tiene un entuerto por resolver a propósito de su estreno ante el Real Madrid en la primera jornada. El revuelo viene por la indisposición del Palacio de los Deportes de San Pablo para el fin de semana del arranque, el 10 y el 11 de octubre, a cuenta de que el recinto estará ocupado esos días por el espectáculo de Disney Los cuentos favoritos de Mickey.

El Instituto Municipal de Deportes, organismo que gestiona las actividades en el pabellón, ya advirtió en tiempo y forma al Cajasol de que en esas fechas no podría hacer uso de la instalación. Y no hay marcha atrás al respecto. Es decir, hay que buscar una alternativa para el sonado debut cajista contra el poderoso equipo blanco, puesto que el espectáculo, cerrado desde hace meses, es inamovible.

Las gestiones no son fáciles. El IMD se escuda en que avisó con mucho tiempo de antelación del tema al club, concretamente a Oriol Humet, ya ex director general, y a José Luis Mateo, ya ex gerente. Aun así, desde el organismo pretenden facilitar la disputa del partido y han comunicado al Caja que no habría problemas, como se preveía, para que el desmontaje del espectáculo, corriendo con los gastos por las horas extra de los operarios, se realice en 24 horas y el pabellón esté preparado para recibir al Real Madrid.

No sería mal arreglo, teniendo en cuenta que el lunes 12 de octubre es festivo, por el Día de la Hispanidad, y no perjudicaría los intereses, por ejemplo, de los aficionados. Sin embargo, la ACB no interpreta lo mismo. Desde la patronal, donde insisten en que siempre miran por los clubes, entienden, en primer término, que miraron por el Cajasol al contemplar, a la hora de hacer el sorteo del calendario, tres fechas en las que el pabellón no iba a estar disponible, pero no las cuatro solicitadas por el equipo; precisamente el estreno liguero es la jornada que la ACB no pudo satisfacer los deseos cajistas de iniciar la temporada a domicilio.

Ítem más, fuentes de la patronal expresaron a este diario las dificultades que habría en trasladar el encuentro al 12 de octubre, en tanto en cuanto la siguiente jornada es entre semana y se interponen intereses de otros clubes, empezando por el propio Real Madrid y por el DKV Joventut, primer y segundo rivales de los hispalenses, así como de las televisiones, puesto que bien TVE o quizás las autonómicas están en su derecho de elegir este choque para retransmitirlo en directo, pudiendo exigir que fuera en horario de fin de semana.

El organismo que preside Eduardo Portela tampoco ve con buenos ojos que se retrase al lunes el Cajasol-Real Madrid porque evita por todos los medios que las jornadas se alarguen más allá de dos días, ya sea el fin de semana o en días laborables, salvo excepciones de causa mayor, como los choques que se disputan en Semana Santa o las veces que hay intereses de los equipos españoles en partidos europeos.

Y, encima, no sólo el Cajasol, la ACB y el IMD tienen la palabra en esta historia, sino que también tiene que dar el visto bueno el Real Madrid, que ya tiene una planificación organizada, con partidos previos al estreno, como el torneo de la Comunidad de Madrid y el duelo del NBA Live en el que recibirá a los Utah Jazz el 8 de octubre, dos días antes del pistoletazo de salida.

En el Cajasol creen que aplazar al 12 de octubre es más sencillo de lo que dice la ACB, que también da la opción, si hay acuerdo entre los clubes, de jugar la ida en Madrid y la vuelta en Sevilla.

Por último, en la patronal inciden en que la normativa es tajante y que si un club no puede disponer de su pabellón, debe tener un recinto alternativo, opción que el Cajasol no baraja por no contar con una instalación que cumpla con los requisitos de la ACB.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios