Sin excusas permitidas

  • Jiménez, optimista pese a las bajas, dice que Luis Fabiano "no está a tope, pero jugará porque es el único punta"

El entrenador del Sevilla, Manolo Jiménez, se mostró optimista de cara al choque de hoy ante el Valladolid y restó importancia a los tropiezos sufridos en Liga y Copa del Rey ante el Málaga y la Ponferradina respectivamente.

En referencia a los dos partidos perdidos seguidos, y al compromiso de hoy, aseguró que "no hay excusa posible para las derrotas".

Jiménez asumió las palabras del presidente del club, José María Del Nido, como una motivación para saltar obstáculos durante la temporada: "El Sevilla es un equipo que nunca morirá de rodillas, si hay que improvisar se improvisa. El que defienda el escudo debe hacerlo al cien por cien", apuntó.

También quiso referirse al tema puesto de moda por otros equipos en torno a las quejas: "Escucho y leo lamentos, pero que los demás digan lo que harían con once lesionados a la vez en su plantilla", dijo el de Arahal.

En este sentido, Manolo Jiménez resaltó el hecho de tener que convocar a Luis Fabiano pese a que éste padezca problemas físicos: "No hay otro, tiene un problema, no está a tope, pero ha demostrado su profesionalidad y va a jugar porque además es el único delantero disponible".

Con la misma claridad expuso el hecho de que el equipo necesita estar motivado para marcar goles en una situación que no es la mejor: "Vamos a Valladolid con un plus de lesiones. Analicemos lo que está pasando. Está claro que llevamos muchos minutos sin marcar un gol, pero también hay que analizar cuántos minutos llevamos sin jugar con dos delanteros puros; el objetivo es ganar el encuentro".

Jiménez respondió también a las alarmas por los resultados cosechados esta semana y do razones para pensar en el optimismo: "Estamos a tres puntos de los primeros. Lo que nos está pasando no le está ocurriendo a nadie más. La gente que conoce este vestuario está tranquila". Uno de los que no estará en la cita será Adriano, que se cayó de la convocatoria a última hora: "Tiene molestias. Le cuesta recuperarse por su gran potencia muscular y como tiene antecedentes de lesiones no le podemos forzar aunque tengamos pocos futbolistas y estemos cogidos con pinzas". Por último, también advirtió de la importancia del rival: "Es un equipo muy difícil. El clima no nos beneficia, pero intentaremos ganar el partido".

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios