Un fallo indebido

  • El Alcalá cae ante el Atlético Onubense y la salvación se complica

El alcalareño José Antonio intenta robarle el balón a un rival. El alcalareño José Antonio intenta robarle el balón a un rival.

El alcalareño José Antonio intenta robarle el balón a un rival. / m. g.

Un tropiezo que pone cuesta arriba la permanencia. El Alcalá cayó en su enfrentamiento ante el Atlético Onubense en un partido clave para la salvación. Y con la derrota, los alcalareños ya no dependen de sí mismo para lograr mantener la categoría. Sólo por encima tienen los de Álex Martín sobre los puestos de descenso, pero precisamente los onubenses tienen un partido menos en su haber y pueden meter a los blanquiazules entre los tres últimos una vez se dispute, en las próximas semanas, el encuentro entre el filial recreativista y la Lebrijana, suspendido unas jornadas atrás.

Sólo la falta de puntería impidió que los visitantes se marcharan por delante en el marcador al término de la primera mitad. Los onubenses se volcaron en ataque, demostrando que sí sabían de la importancia del partido desde el pitido inicial.

Pero no fue hasta bien entrada la reanudación cuando los visitantes consiguieron dar el zarpazo en el marcador. Víctor Barroso adelantaba a los locales pasada la hora del encuentro. Pero la alegría visitante duró poco. Dos minutos. Los que tardó Gonzalo en convertir un penalti que colocaba de nuevo la igualada en el marcador. Parecía que el conjunto local despertaba e incluso obligó a los zagueros visitantes a sacar entre los palos una bola que hubiera supuesto la remontada. Pero sólo se trató de un chispazo.

El tramo final del encuentro vino cargada de goles. De hecho, el partido parecía terminar en empate cuando, de nuevo, los visitantes golpeaban de nuevo para llevarse los tres puntos. Víctor Barroso, de nuevo, y Diego Vargas golpearon en el tiempo extra para darle una vida extra al conjunto onubense en la pelea por la permanencia.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios