Sevilla | zaragoza · minuto cero

La familia de Luis Fabiano es atracada a punta de pistola

  • La esposa del futbolista tuvo el cañón en la cabeza en presencia de sus hijas

Comentarios 50

Luis Fabiano se llevó ayer el mayor susto de su vida, quizá comparable a cuando fue secuestrada su madre en la época en la que militaba en el Oporto. La familia del brasileño fue atracada en la tarde-noche de ayer a punta de pistola en su propia casa por una banda, al parecer de albanokosovares o de algún país del Este de Europa, aprovechando que el futbolista se encontraba entrenando junto a sus compañeros.

Tres individuos se introdujeron poco antes de las ocho de la tarde aproximadamente en el domicilio de Luis Fabiano, un chalé en una urbanización de Montequinto, sorprendiendo a su esposa, que en esos momentos se encontraba con sus dos hijas, ambas de muy corta edad, y una asistenta. Los asaltantes iban armados y amenazaron de muerte a los integrantes de la vivienda hasta el punto de que incluso agarraron a la esposa de Luis Fabiano poniéndole una pistola en la cabeza en presencia de las pequeñas hijas del futbolista.

Como es natural, a los saqueadores, que parecían conocer la casa y que sabían perfectamente que Luis Fabiano no se encontraba en ella al estar entrenándose, les fue muy fácil encerrar a las dos mujeres y a las niñas en una habitación y, seguidamente, registrar a sus anchas y llevarse, según fuentes cercanas al jugador y a la Policía que investiga el caso, una suma bastante alta de dinero en efectivo, así como joyas, relojes -el jugador es bastante aficionado a coleccionarlos- y efectos personales que guardaba en su vivienda. Los asaltantes tuvieron tiempo para marcharse sin que aparentemente ningún vecino advirtiera lo que había ocurrido en el interior de la casa.

Fue el propio Luis Fabiano quien se encontró la casa revuelta al volver y quien liberó a su esposa, sus hijas y la asistenta que estaba con ellas, todas en lógico estado de shock por lo vivido minutos antes. Poco tardaron en llegar al lugar del suceso numerosos efectivos de la Policía ante el aviso del propio futbolista, que también se encontraba en un estado de evidente nerviosismo. La consiguiente denuncia ya ha sido puesta por el jugador y la investigación está en marcha, tomándose como referencia algunas bandas de albanokosovares que actúan por la zona.

Luis Fabiano se encontraba bastante nervioso hasta el punto de que podría peligrar su titularidad hoy, aunque ya anoche recibía el apoyo de Jiménez y la gente del club y se espera que pueda jugar.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios