Los fichajes convencen en la primera entrega

  • Campbell y Juan Carlos destacan sobre un Agra voluntarioso pero sin suerte.

Se trató sólo de un partido amistoso, y ante un rival, la Olímpica Valverdeña, de Primera Andaluza, pero las nuevas incorporaciones del Betis, en primera instancia, convencieron a los presentes, unas dos mil personas, en su mayoría béticos, que disfrutaron con su equipo, principalmente en una segunda parte en la que marcó las lógicas diferencias.

En el equipo inicial tan sólo se alineó el portugués Agra, que fue el más flojo aunque por su trabajo nadie se pueda quejar. El que fuese extremo del Olhanense se mostró muy activo en la banda derecha, pero le faltó quizá cambiar el registro e introducir algo de pausa a su fútbol una vez desbordados los rivales con su apabullante velocidad. Agra, incluso, malogró una clara ocasión de gol al hartarse de balón y disparar fuerte y alto solo ante el portero valverdeño Nacho. A balón parado, tampoco anduvo fino el portugués, quien en su haber tiene que no dejó de intentarlo, hasta en los últimos minutos de la primera parte, en los que se cambió de banda con Vadillo.

Tras el descanso compareció Campbell, quien dispuso de la segunda parte completa. El zurdo extremo costarricense se posicionó en la banda contraria, la derecha, y desde allí lanzó interiores y buscó su fuerte disparo de izquierda constantemente. No obstante, sorprendió con un golazo picando el balón tras buen pase de Sergio y, sobre todo, por lo bien que pierde metros en la banda en pos de combinar en corto con los medios centro. Viendo la cara de Mel cada vez que lo hizo, a buen seguro que es lo que más le agrada del jugador del Arsenal, que sepa ser uno más en el juego de toque que pretende.

Sobre la hora de juego entró Juan Carlos, el que menos minutos tuvo, pero que también dejó destellos de su calidad y sus desborde por la banda izquierda. Igualmente, demostró que sabe hacer interiores y, al igual que Campbell, anotó un gol, en una buena combinación por el centro de la zaga valverdeña.

Rubén Pérez, que lleva varios días trabajando al margen con una sobrecarga, quizá deba esperar a los amistosos venideros para mostrar sus virtudes, aunque ya en los entrenamientos primeros en Nuevo Portil ha dejado entrever que tácticamente se trata de un medio centro muy interesante que rara vez pierde la posición.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios