Una fiesta de tres de la que se cae McLaren

  • Webber, Vettel y Alonso son los pilotos con más posibilidades de ganar el Mundial a tres carreras del final del campeonato.

Hasta el domingo era una fiesta de cinco, pero las curvas diabólicas del circuito japonés de Suzuka se encargaron de reducirla a tres participantes: los Red Bull y el español Fernando Alonso salieron fortalecidos en la lucha por el campeonato, mientras los McLaren perdieron demasiado terreno.

De eso se lamentó la prensa británica después de lo sucedido el domingo en el Gran Premio de Japón, con el alemán Sebastian Vettel enganchándose definitivamente a la pelea, el australiano Mark Webber y Alonso afirmándose como contendientes y los británicos Lewis Hamilton y Jenson Button ya lejos, especialmente el último. "Un fin de semana horrible para el equipo soñado de McLaren terminó con el control de su propio destino en el campeonato", publica el periódico Daily Telegraph.

La victoria de Vettel lo situó tercero en el Mundial, con 206 puntos, los mismos de Alonso y su Ferrari. En el horizonte aparece el compañero de equipo del alemán en Red Bull, Webber, líder 14 puntos por encima. Con tres carreras por delante, Hamilton suma 192 unidades por las 189 de su compañero Button, pero las posibilidades matemáticas no coinciden con las que insinúa la realidad. "Todavía quedan 75 puntos en juego, pero estos chicos (por sus rivales) continúan sumando puntos. Será muy difícil, pero seguiremos empujando", dijo Hamilton a la BBC tras finalizar una carrera tras dos abandonos consecutivos.

Importantísima, la próxima cita tendrá que ser aprovechada por McLaren para recortar distancias, porque, en teoría, los Red Bull no sacarán tanta ventaja en el Gran Premio de Corea del Sur por el tipo de trazado que es el debutante circuito de Yeongam. "Simplemente debemos esperar que, cuando pongamos el nuevo paquete (de mejoras) en el coche para Corea, saquemos lo mejor de él. Para la próxima carrera, esperamos tener el rendimiento que esperábamos tener aquí", precisó Button.

Pero la definición está entre Webber, Alonso y Vettel, que saben que ganando las tres carreras que restan serán campeones del mundo. "Ese tiene que ser el objetivo", señaló Vettel, que quiere despojar a Hamilton del récord de ser el campeón más joven de la historia y devolver a Alemania un título mundial por primera vez desde que Michael Schumacher lo ganó en 2004.

Casi descartado hasta hace bien poco, el joven germano es el centro de las miradas. "Cuando conduce así, es imbatible", opinó el diario italiano La Gazzetta dello Sport. "McLaren está fuera, Vettel ha vuelto. Son las dos conclusiones que surgen de Suzuka", sentenció la revista alemana Der Spiegel. Sabiendo la fría y hasta no hace mucho tempestuosa relación entre Vettel y su compañero de equipo, el periódico británico The Guardian advierte de una lucha psicológica en el box austríaco: "Webber estará mirando nerviosamente por encima del hombro a un Vettel que finalmente encontró su forma".

Gracias a las últimas producciones de Alonso, confianza es lo que sobra en Ferrari tras ser tercera en el circuito que peor se le presentaba al Cavallino Rampante en la recta final del campeonato. "Cuando lleguemos a los circuitos con mayores dificultades para Red Bull, tendremos que aprovechar nuestras oportunidades", dijo el español. Uno de ellos podría ser Corea del Sur, aunque aún no se sabe el dictamen de la comisión técnica de la Federación Internacional del Automóvil (FIA) sobre si el cuestionado asfalto surcoreano pasa la prueba y está en condiciones de ser también anfitrión de la fiesta. De lo contrario, el campeonato se definirá sólo en Brasil y Abu Dabi.

Etiquetas

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios