La filosofía del orden

  • El Murcia tratará de cortar el juego sevillista en la medular colocando hasta a cuatro jugadores en esa zona · La estrategia de Alcaraz es vencer al contragolpe

Visita el Sánchez-Pizjuán uno de esos equipos denominados modestos de la Liga española, pero que al Sevilla se le siguen atragantando en esta temporada donde sólo los rivales de una gran entidad parecen motivar a los hombres de Manolo Jiménez, por lo que, si cabe, el duelo de esta tarde cobra una mayor importancia. Si el Sevilla quiere despegar de una vez necesita ofrecer una buena imagen y, sobre todo, lograr un resultado positivo ante un equipo pimentonero que en las últimas jornadas parece haberle cogido el aire a la categoría y, basándose en la filosofía de su entrenador, Lucas Alcaraz, se ha asentado en la parte media de la clasificación.

El entrenador granadino es de esos técnicos que imprime un sello muy personal a los equipos. De esos hombres que mueven a sus jugadores como fichas de ajedrez en la partida de cada domingo. El orden táctico es su principal arma, aunque no renuncia a jugar al fútbol, tal y como muestra el hecho de alinear siempre a jugadores a los que le gusta darle un buen trato a la pelota y coloca en la punta del ataque a dos hombres, algo casi inusual en el actual mundo del fútbol.

Los números del Murcia lejos de La Nueva Condomina son bastante aceptables. De siete encuentros fuera de casa sólo ha perdido tres y en campos tan complicados para los rivales como Mestalla o El Madrigal. En la última jornada logró arañar un punto en Palma ante un Mallorca que ganaba todo en casa.

sin balón

Con la nueva disposición táctica introducida por Lucas Alcaraz en las últimas jornadas y que tan buen rendimiento le ha dado, el Murcia aglutina una gran cantidad de efectivos en el centro del campo. Su objetivo no es otro que crear un cortocircuito en la zona de creación de los equipos, aunque esto puede hacer daño al propio conjunto murciano por el hecho de descuidar las bandas, principal arma del Sevilla en los últimos tiempos. Si el Sevilla logra mover rápido de un costado a otro el balón, tendrá mucho ganado esta tarde. Pero si por el contrario se atasca y decide intentarlo todo por el centro, Alcaraz le habrá ganado la partida a Jiménez. Aparte, el Murcia, como buen equipo de Alcaraz, defiende con las líneas muy juntas.

con balón

El cambio de sistema con tres hombres por delante de la defensa y otro más por detrás de los dos delanteros ha condicionado al Murcia a la hora de jugar la pelota. Si Movilla -jugador que actúa justo por delante de los centrales- y Abel -jugador que realiza la mediapunta- están entonados, el equipo pimentonero sube muchos enteros. La visión de juego del ex jugador de la cantera sevillista ha sido una de las claves del cambio introducido por Alcaraz en su forma de disponer al equipo sobre el césped. Aparte de estas novedades en la zona media, cabe destacar que el compañero de Baiano en el ataque es el joven Íñigo, un jugador que partía como teórico cuarto delantero, pero cuyo trabajo sobre el césped ha terminado por convencer a Alcaraz.

lo mejor

Un equipo sin exigencia y consciente de sus limitaciones.

lo peor

Poca capacidad realizadora.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios