El flanco izquierdo, de la superpoblación al vacío

  • Trochowski se presenta como la única solución válida para la banda que tuvo más competencia.

Comentarios 2

La banda izquierda del Sevilla se ha desinflado últimamente en cuanto a protagonismo y competitividad. Las lesiones de Perotti, el recelo de Reyes de jugar tan pegado a la cal, la irregularidad de Manu del Moral y la escasa confianza en Luna han provocado que el sitio que más competencia ha llegado a tener en el Sevilla en los últimos años se haya quedado vacío, sin un dueño fijo. Hasta tal punto esto es así que el entrenador, y el aficionado, echa de menos a Trochowski, un futbolista que el año pasado ya dejó dicho que si había que jugar ahí lo haría, pero que no era su posición predilecta. La baja del germano polaco en Vigo por un problema muscular y la decisión de Míchel de dejar en banda ese flanco al meter con cuña a Babá ha puesto en evidencia que ahí hay un agujero que está llamado a tapar Perotti, si termina de recuperarse.

Curiosamente, el argentino salió ganador de la enorme competencia que tuvo el puesto años atrás. Perotti se afianzó ahí con fuerza cuando irrumpió en el equipo de la mano de Jiménez en febrero de 2009, y relegó a Adriano y Diego Capel a otros roles menos protagonistas. El primero aprovechó su polivalencia para actuar en otros puestos y el segundo apareció también bastante por la derecha, cuando Jesús Navas dejaba hueco. Tal fue la fuerza que cogió en el equipo el argentino que llegó a debutar con su selección y el Sevilla se decidió a traspasar a Adriano en el verano de 2010 y a Diego Capel en el de 2011. Sin embargo, las lesiones empezaron a lastrar a Perotti.

Las apuestas por Manu del Moral primero y por Reyes después parecía que podían equilibrar la irregularidad de Perotti. Pero ninguno de los dos se ha mostrado cómodo cuando han sido utilizados ahí por Marcelino o por Míchel. El asturiano solventó parcialmente el problema ubicando ahí a Luna en algunos partidos, pero al madrileño no parece convencerse de que ésta sea la solución. De ahí que diera con la tecla con Trochowski.

Tras el largo parón liguero, lo lógico es que el alemán vuelva a estar disponible y que Míchel recupere su equipo base. Pero la evidencia de que el puesto que más competencia tenía en el Sevilla continúa sin dueño permanecerá.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios