sevilla f.c.

La franqueza de Daniel

  • El brasileño entiende la política de Del Nido, pero revela que éste no le prometió su traspaso e insiste en su idea de crecer · "Quiero mejorar, lo siento por los que me quieren", afirma

Comentarios 25

Si hay algo que no se le puede reprochar a Daniel Alves es su sinceridad. Además de su demostrada profesionalidad y de su talento para el fútbol, la franqueza del capitán sevillista ha sido una constante desde que los grandes clubes de Europa comenzaron a fijarse en él, que siempre ha defendido su derecho a crecer como futbolista y a aprovechar el tren que le llegue en forma de oferta estelar. Por eso no sorprendió que ayer volviera a la carga en la defensa de su idea. "No me preocupa para nada que se especule con mi futuro, yo sé lo que tengo en la cabeza y una vez más voy a defender mis intereses", dijo en otro alarde de franqueza.

Quizás lo que sí sorprendió ayer fue un nuevo matiz en su opinión sobre el trasunto del choque de intereses entre los suyos particulares y los del club. Daniel puso cada cosa en su sitio e incluso defendió la política que suele llevar José María del Nido. Preguntado por las palabras del mandatario sobre que por 25 millones de euros sólo vendería las botas de Daniel, éste contestó así: "Todos sabemos cómo es el presidente, ya lo conocemos de mucho tiempo. Tiene su manera de llevar las cosas y hay que respetar su palabra y su pensamiento. Yo pienso diferente y tengo que respetar su mentalidad, y él la mía. Yo ya estoy acostumbrado, llevo aquí cinco años, y sé cómo va el tema, tengo las cosas muy claras", insistió el lateral sevillista, que comprendió la postura de Del Nido y negó que éste le prometiera que lo traspasaría este verano cuando rechazó la oferta del Chelsea. "Yo no tengo ninguna promesa de eso, es cierto que tengo conversaciones con él privadas, y nos sirven a mí y a él, a los demás no. Pero no tengo ninguna promesa de que me va a vender. Él tiene su políticas, sabe cómo lleva el club, cómo lo ha hecho para llevar al club adonde lo ha llevado, y no debe cambiar", dijo contundente.

Igual de contundente se mostró al defender su postura: "Yo tengo mi idea, las cosas clarísimas, desde que llegué aquí lo dejé claro. Siempre he dicho que no me gustan las mentiras, voy con la verdad por delante y me gustan las cosas claras. Quiero mejorar y si mejorar pasa por no estar en el Sevilla lo siento por las personas que me quieren, las que me quieren se alegrarán por eso".

Daniel también rechazó las críticas que recibieron algunos de sus compañeros, y él mismo, por la imagen del equipo en el Santiago Bernabéu, que algunos vincularon al interés del Real Madrid en las estrellas del Sevilla. El bahiano dijo que lleva "con naturalidad" los rumores sobre que ha sido ofrecido al equipo blanco, porque está "acostumbrado", pero negó con rotundidad que esos rumores condicionasen el rendimiento de los jugadores: "Una cosa es lo que pasó en el verano, la posibilidad de marcharme de aquí, y otra cosa las tonterías de la gente, que si había futbolistas no metidos en el partido porque se había hablado de la opción de ir al Madrid... No estamos hablando con niños de dos años". "Escuchar esos comentarios duele, porque no es así", añadió.

En el mismo sentido rechazó que algunos jugadores tengan ya la mente en su futuro y no en el Sevilla: "No estamos pensando en eso, si nuestra continuidad pasa por la Champions o no. Tenemos claro que queremos el cuarto puesto y ya habrá tiempo de hablar de lo demás. Nuestra mente está en conseguir el objetivo principal con el Sevilla y no si el año que viene vamos a estar aquí".

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios