Espanyol | betis · informe técnico

Con un fútbol muy valiente

  • Diez minutos tardó el Betis en entender cuál es la clave para jugar con la defensa adelantada: presión en los medios · La fe y el orden abrieron el abanico en ataque

Comentarios 1

Al Betis le han cambiado la cara. El equipo pusilánime en que derivó el campeón de Copa ofreció ayer un fútbol vistoso, fruto de los progresos habidos desde que Paco Chaparro habita en su banquillo. El técnico trianero, día a día, va puliendo defectos en su laboratorio mágico y, por ejemplo, la distancia entre líneas que mostró el equipo hace siete días la aparcó con un fútbol valiente: defensa adelantada y decisión en ataque.

Defensa

No obstante, tardó el Betis en cogerle el aire a la idea. Con la zaga lejos de Ricardo es de catecismo una presión asfixiante en el centro del campo y, si no tener el balón, al menos discutir la posesión al rival. Pero el equipo salió dormido y sufrió por ambos costados las rupturas blanquiazules a espaldas de Arzu. Empero, su virtud radicó en la fe para creer en la idea y no abandonarla. Con actitud, Rivera y Capi se impusieron a los centrocampistas del Espanyol para que la defensa no se viese impelida a amorcillarse en ningún momento y el planteamiento, valiente, condujese al éxito.

Ataque

Muy seguro Arzu con el balón en sus pies, siempre encontró el auxilio de Rivera en la salida y otra opción más para el pase, con lo que el siempre previsible fútbol del Betis no ofreció conjetura alguna sobre su posterior desarrollo.

El balón llegó a las bandas con fluidez. Caffa supo apurar la línea y centrar y Edu, picar al medio y dejar paso a Damià. Incluso en el primer cuarto de hora de la reanudación, cuando el partido se abrió sin dueño, pisó más el Betis el área contraria. Y siempre con fe, orden y muchos efectivos.

Virtudes

La forma física del equipo en un partido muy exigente, de ida y vuelta, encomiable. Fresco casi hasta al final y con apenas once hombres. Si encima el único cambio resulta determinante...

Talón de aquiles

Errores puntuales en defensa.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios