Ya no le gana ni al colista

  • El Betis B pierde ante un Algeciras que el viernes abandonó un encierro de 36 días

El Betis B se despidió, casi definitivamente, de las pocas opciones que le quedaban para meterse entre los cuatro primeros al final del campeonato. El equipo dirigido por José Luis Mena, además, dijo adiós de la forma más triste, y casi vergonzosa, al caer frente al Algeciras, el colista, que encadenaba veintidós jornadas sin lograr una victoria. A todo esto, el conjunto gaditano llegaba a la cita después de haber finalizado el pasado viernes un encierro de 36 días por la crisis económica del club, que aún les adeuda a los futbolistas varios meses de sueldo.

Si un equipo quiere mantenerse en la zona alta en la Segunda División B, lo primero que debe hacer es mantener una cierta fortaleza como local. Con Paco Chaparro en el banquillo, el Betis B encadenó muchas victorias consecutivas en la ciudad deportiva, pero en esta segunda vuelta el conjunto verdiblanco sólo ha logrado una victoria en casa, el pasado 20 de enero ante el Portuense. Con la derrota de ayer, seis son los encuentros seguidos donde el filial no ha sido capaz de imponerse a su rival como anfitrión.

Como viene siendo habitual, el Betis B domina, más o menos, los partidos, pero siempre cae en el mismo error. Mueve el balón con cierta soltura hasta que llega a tres cuartos de campo, donde se les apaga la luz a sus hombres de ataque. Y el Algeciras, lleno de juveniles, se dedicó a verlas venir y esperar algún contragolpe.

Y en una de esas contras llegó el primer gol, en un derribo en el área de René que transformó Alfaro en el 0-1. Nadie se esperaba que al conjunto algecirista le diera por adelantarse en el marcador. A partir de ahí se vieron las verdaderas carencias del equipo bético. Los ataques eran imprecisos y, poco a poco, el nerviosismo se fue apoderando de los jugadores locales. Para más desgracias, Rodri fue expulsado en los últimos minutos del primer periodo por una patada a destiempo en una zona sin peligro alguno. Esta roja condicionó enormemente al Betis B.

La única buena noticia que se pudo sacar de la gris mañana fue el regreso de Cañas a los terrenos de juego después de varios meses ausente por una lesión. El centrocampista entró en el segundo tiempo. Con uno menos pudo empatar el Betis, pero Máiquez sacó un remate de Israel bajo los palos. Antes de finalizar, Pedro puso el 0-2 desde el punto de penalti.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios