Recreativo | sevilla· la previa

Cuando ganar es obligado

  • Urgencias Tanto el Recreativo como el Sevilla, tanto Víctor como Jiménez, necesitan el triunfo como comer Ausencias Aunque la Copa de África terminó para Malí, Keita se suma a la baja de Kanoute

Comentarios 2

Sonó la hora del definitivo asalto del Sevilla a la zona continental y todo pasa por hacer el camino de vuelta con los tres puntos. Se trata de enfilar la Autovía del Quinto Centenario en sentido ascendente después de haber hecho más goles que el anfitrión, ese Recreativo onubense que se ubica en el mismísimo brocal del pozo. Es el tercer partido de la segunda vuelta y el equipo de Jiménez, aun plagado de ausencias, emboca la ineludible obligación de no dejarse más puntos en las cunetas de esas rutas que tan negativas están siéndoles en este curso.

Las previsiones han de ser obligadamente optimistas según se analiza lo que espera en cada rincón. Por muy bajos que sean los números del Sevilla como viajero, la ocasión la pintan de dulce para que lo de hoy sea como el punto de partida hacia un tiempo más bonancible. El hecho de que el Sevilla no gane lejos de Nervión desde el 21 de octubre, justamente la última vez que viajó a las órdenes de Juande y en casa del destacado colista, no debe influir para que el estado de ánimo sea inadecuado para el triunfo.

Ni muchísimo menos. El Sevilla de Manolo Jiménez tiene la obligación de dar de una puñetera vez un puñetazo en mesa ajena y el Nuevo Colombino parece pintiparado para tal cambio de actitud. Un nuevo traspié parece impensable y en la muy remota posibilidad de que así ocurra, la actualidad en el nido sevillista se atisba caliente tirando a achicharrante. Igualmente, en el nido del rival, que anda con la misma obligación y por motivo más dramático que el del Sevilla.

Y es que la pelleja de Víctor Muñoz corre mucho peligro a partir de las cinco en todos los relojes a la orilla de las tres carabelas. Asomado hasta dar vértigo al abismo, en Huelva, aun reconociendo las dificultades que encierra este partido con un equipo muy superior, se está por la tarea de defenestrar al maño de no agarrar los tres puntos que están en juego. El recuerdo de la campaña anterior y, sobre todo, la alargadísima sombra de Marcelino García Toral están haciendo estragos en el crédito de Víctor. De todas formas si los números fuesen mejores nadie osaría cuestionar la figura del técnico todavía recreativista.

Son números muy correctos como visitante, pero insuficientes de anfitrión. Junto a la ría ha jugado el Decano diez partidos y sólo ganó tres para firmar tablas en cuatro. Perdieron Espanyol, Osasuna y Zaragoza, empataron Betis, Atlético de Madrid, Almería y Racing, saliendo victoriosos Valencia, Mallorca y Getafe. Como puede comprobarse y teniendo en cuenta que aún no se halló el antídoto para un entrenador que no gana, el Sevilla va a jugar con un cuchillo que suele ser de doble filo, el filo de la necesidad y el de la nerviosera que genera ese grado de urgencias.

Y yendo de lleno al meollo sevillista, la noticia más relevante es que las ausencias han ido creciendo con el paso de los días, pues a la baja anunciada del flamante Balón de Oro de África, Frederic Kanoute, hay que añadir la de su compatriota y hombre clave en el centrocampismo blanco, Seydou Keita. También unas molestias inguinales le han dejado fuera de la expedición que ayer partía con rumbo a Huelva, por lo que Jiménez hubo de tirar de dos futbolistas del filial, el defensa Casado y el delantero onubense Alfaro.

En cuanto a la alineación que vaya el Sevilla a presentar esta tarde en el Nuevo Colombino hay que deducirla de los ensayos efectuados en la intimidad por el técnico arahalense. Parece confirmarse que será Palop el que guarde la portería tras una ausencia que data del 9 de diciembre, fecha en que se fracturó una mano. Todo indica que el valenciano será el titular esta tarde y defendido por Daniel Alves, Mosquera, Escudé y Dragutinovic. En el centro del campo acompañará Maresca a Poulsen, flanqueados por De Mul y Diego Capel, Renato hará de cordón umbilical entre líneas y Luis Fabiano ejercerá su papel habitual de jugador más avanzado del equipo.

Bulle Huelva con la presencia del Sevilla, algo que ya se dejaba notar en las cercanías del cuartel general que ha montado en la vieja Onuba. Y si las entradas en el Nuevo Colombino suelen ser muy buenas, al rebufo del Sevilla se pondrá a reventar el Nuevo Colombino. Todo se anuncia para que a las cinco de la tarde, el guipuzcoano Miguel Ángel Pérez Lasa toque a zafarrancho de combate. Un combate que parte de una premisa ineludible, idéntica para ambos, ganar porque todo lo que no sea eso generaría problemas en ambos rincones.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios