Sevilla | levante · minuto cero

"Si gano hay silencio y si pierdo van a saco"

  • Jiménez explota y denuncia el trato de la prensa a su trabajo

Comentarios 3

Manolo Jiménez quizá explotó el día menos indicado. El técnico de Arahal, que nunca tuvo una relación muy fluida con la mayor parte de la prensa que trabaja día a día con los profesionales del Sevilla, lamentó que el trato que su trabajo está recibiendo desde que se hizo cargo de la primera plantilla no ha sido equitativo.

Pero el preparador hispalense adoptó un talante algo desafiante que no ayuda nada al momento en que se encuentra su crédito como entrenador. Jiménez, preguntado por las críticas que ha recibido esta semana en los medios de comunicación, saltó como un resorte. "No me ha sorprendido. Si tenía críticas desde el primer día que cogí el silbato... Y me lo esperaba, pero me lo tomo bien ya. He aprendido a trabajar con las críticas y lo que sé es que hay muchos sevillistas que lloramos por la derrota con el Fenerbahçe y por ellos hay que darlo todo", dijo el entrenador del Sevilla, que añadió lo siguiente: "Noto desde el primer día a nivel local que si gano hay silencio y si pierdo van a saco. Y paso. Paso de esto. Respeto a mi afición, a mis jugadores y a mi club. A lo mejor vosotros sabéis más de fútbol. Me gustaría ver a cualquiera de vosotros y que os enjuiciaran desde el primer día de trabajo, a ver cómo se sentía. Yo respeto a una niña con la camiseta del Sevilla, no a unas líneas o a lo que se dice por un micrófono. Me importa mi mundo".

Jiménez tuvo que escuchar también el nombre de Marcelino en la sala de prensa. "Antes leía los periódicos y ahora no, pero no me importa. A lo mejor el año que viene está aquí Marcelino y yo no estoy, pero me importa lo que digan el presidente y Monchi, que hace poco creo que os dijo que me apoyaban", indicó para sentenciar luego que asumirá el fracaso si éste llega al final. "Si este equipo no se mete en la Champions, la culpa será mía. Quiero toda la presión para mí", enfatizó.

Por último, agradeció el apoyo de la plantilla y puso la mano en el fuego por Poulsen en el tema del Barça. "Yo creo lo que él me diga", explicó antes de recordar que los jugadores "están fastidiados por la eliminación. El equipo esta cansado psicológica y físicamente, pero no queda otra que reponerse".

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios