Un genial Iván Alonso da esperanzas al Murcia

El Murcia, de la mano de un Iván Alonso sencillamente espectacular, endosó al Espanyol una inesperada goleada (4-0) que le permite soñar con la permanencia.

El delantero uruguayo, quien había firmado, como el resto de su equipo, una temporada lamentable, resurgió para anotar dos goles, uno de ellos de penalti que provocó él mismo, provocar otro penalti que anotó Abel, y dar la asistencia del cuarto gol, obra de Richi.

Fue el Murcia el equipo que mejor entró en el encuentro. El cuadro de Clemente se mostró mejor plantado sobre el terreno de juego y durante buena parte de este periodo tuvo a su merced al equipo de Valverde.

Una aparición de Iván Alonso en el 35 obligó al central Jarque a detenerle, provocando un penalti que él mismo marcó engañando al meta.

Nada cambió tras la reanudación y ya a los dos minutos, tras una fulgurante contra por la banda izquierda, Iván Alonso apareció en el punto de penalti para cabecear a la red un centro de Abel.

Este tanto no hizo sino desmoronar las pocas ambiciones de un inoperante Espanyol, y permitió que el Murcia se desenvolviera a placer. Pasado el cuarto de hora, una nueva jugada del uruguayo se saldó con una nueva falta en el área, un nuevo penalti que en esta ocasión se encargó Abel de convertir puesto que Iván Alonso se dolía de la falta sufrida.

En los últimos minutos del encuentro al Murcia le bastó con controlar el medio del campo ante un Espanyol ya con los brazos totalmente caídos. En esas circunstancias, un cabezazo de Richi, de nuevo a pase de Iván Alonso, permitió al Murcia obtener un resultado tan soñado como inesperado.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios