Los goleadores sin gol

La primera fase de la Eurocopa 2016 terminó sin goles del sueco Ibrahimovic y del polaco Lewandowski, dos goleadores sin su valiosa meta; una dinámica de la que escapó a última hora Cristiano Ronaldo, con dos tantos decisivos para la apurada supervivencia de Portugal.

En una ronda con 69 goles, con un tanto cada 47 minutos y con 1,92 dianas de media por encuentro, en el que 27 futbolistas considerados atacantes han marcado alguno en las tres primeras citas del campeonato, ni Ibrahimovic ni Lewandowski, dos artilleros indudables, han batido la portería de sus adversarios.

Álvaro Morata (3), Gareth Bale (3), Romelu Lukaku (2), Cristiano Ronaldo (2), Balazs Dzsudzsak (2), Niall McGinn (2), Dimitri Payet (2), Nikola Kalinic (1), Mario Gómez (1), Daniel Sturridge (1), Jamie Vardy (1), Adam Szalai (1), Graziano Pelle (1), Antoine Griezmann (1), Olivier Giroud (1), Tomás Necid (1), Burak Yilmaz (1) Admir Mehmedi (1) o Arkadiusz Milik (1) ya han sumado goles.

No lo ha hecho Lewandowski. Autor de 42 goles en este curso con su club, el Bayern Múnich, repite por segunda vez en esta temporada una sequía de tres encuentros consecutivos. Ya le ocurrió entre el 19 y el 27 de abril, cuando no vio portería sucesivamente frente al Werder Bremen, el Hertha Berlín y el Atlético de Madrid.

"Que Lewandowski no haya marcado todavía no es un problema en absoluto. Está haciendo un montón de trabajo duro y ha tenido una gran influencia en nuestras victorias. Es increíblemente importante para nosotros. El gol es sólo una cuestión de tiempo, está creando oportunidades y marcará en el siguiente encuentro", avanzó su técnico, Adam Nawalka, después de su segundo puesto en el grupo C.

La mejor noticia es que, sin sus goles, su equipo sigue adelante. La peor, que su delantero de referencia aún no ha tirado ninguna vez entre los tres palos en estas tres jornadas, según reflejan las estadísticas oficiales de la UEFA. Un disparo fuera y tres bloqueados completan sus números en ese sentido. Ahora espera Suiza en octavos. Aún tiene la ocasión de superar una sequía más que inesperada.

En cambio, ya no tiene posibilidades Ibrahimovic. Fue la imagen de la noche del miércoles, con su lamento por el gol en contra de Bélgica, con un control con el pecho y una volea fuera por centímetros como última opción de gol y con su camino directo al vestuario tras la derrota, definitiva para su eliminación y la de su equipo, Suecia.

Es su retirada de la selección, sin el gol que habría marcado un récord en la Eurocopa: haber logrado algún tanto en cuatro torneos continentales consecutivos, algo que sí consiguió Cristiano Ronaldo tras sus dos goles ante Hungría.

Una liberación para el astro luso, que ha fallado también un penalti a lo largo de la competición y que ha lanzado 33 tiros en sólo tres choques: ocho fueron a portería, trece fuera, once terminaron bloqueados por un defensor y uno se estrelló con el poste. Nadie ha intentado tantos tiros como el atacante portugués.

Otros delanteros de renombre tampoco han marcado aún. Ni Wayne Rooney, con tres disparos entre los tres palos; ni el croata Mario Mandzukic, titular los dos primeros encuentros y ahora en recuperación de una lesión muscular; ni el alemán Thomas Muller; ni el español Aritz Aduriz, aunque con el matiz de que sólo ha jugado 51 minutos en esta Eurocopa repartidos en dos partidos.

Por contra, en Francia han logrado gol tres de sus atacantes -Griezmann, Giroud y Payet-; en España Morata ya acapara tres de las cinco dianas de su equipo; en Gales brilla, lidera y golea Bale, con tres tantos y el primer puesto de grupo, mientras el torneo aún aguarda el gol de Lewandowski.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios