Un hilo de esperanza justificado

  • Tomás Calero y José Naranjo estuvieron presentes en una charla sobre la muerte súbita en el deporte

Los jefes de los servicios médicos de Betis y Sevilla, Tomás Calero y José Naranjo, fueron los invitados de lujo en una charla impartida ayer por el jefe de cardiología del hospital Viamed Santa Ángela de la Cruz, Francisco Trujillo, acerca de la muerte súbita en los deportistas.

Bajo el prisma de un presente lleno de incertidumbre tras sucesos en el deporte de élite relacionados con la muerte súbita, la charla se centró en la búsqueda de soluciones de cara a prevenir este tipo de casos, tan recientes como los protagonizados por Muamba y Morosini en el pasado curso. Francisco Trujillo hizo un repaso histórico de la evolución de los casos relacionados con la muerte súbida en los deportistas y la opción de pervenirlas. Los datos de más interés se centraron en la valoración que cada país hace sobre la necesidad de controlar a los deportistas según métodos más o menos intensos, como la vía del electrocardiograma antes de la realización del deporte.

"El funcionamiento de la cadena de supervivencia es básica, el deporte es la puerta de entrada a la salud, pero hay que tener en cuenta numerosos factores de riesgo", aseguraba Trujillo sobre la importancia del ejercicio físico.

El propio médico valoró la importancia de un futuro con más personas capaces de realizar una reanimación cardiopulmonar o de la capacidad de un desfibrilador en situaciones críticas.

Tomás Calero ya estuvo ante una situación de muerte súbita cuando salvó la vida del jugador del Salamanca Miguel García. Sobre la prevención se pronunció: "El porcentaje de muertes súbitas sigue siendo el mismo que en el pasado, aunque ahora los medios de comunicación informan de ello. Muchos deportistas no son bien estudiados". También habló de la actividad que se realiza en el Betis a este respecto: "Tenemos divididos los controles médicos por escala. Se hacen estudios genéticos que antes no se hacían y los controles aumentan según la categoría del jugador. Cuando aparece un problema, el club pone todos los medios y acude a especialistas para tratar de saber con certeza si el deportista es apto o no para la actividad".

José Naranjo se pronunció en la misma línea: "En el Sevilla hay un sistema de seguimiento de todos los jugadores de todas las categorías. Hay prueba de electrocardiograma en cada prueba anual. Cuando se detecta algo, se habla con la familia y se hacen todas las pruebas posibles. No hay nada legislado, pero sí hay normas".

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios