La hoja de ruta sigue con Torrecilla

  • El club bético ultima la llegada del salmantino mientras oficializa el adiós de Maciá Los colaboradores del valenciano, incluido Stosic, fuera

Comentarios 3

La hoja de ruta de los dirigentes béticos estaba marcada. Con la permanencia prácticamente en el bolsillo, el club apuntó que tras el derbi se empezarían a conocer las primeras decisiones sobre el nuevo proyecto. Así, al mediodía de ayer, el Betis oficializó el despido de Eduardo Maciá, mientras que el presidente comentó que la próxima semana se anunciará su sustituto, que será Miguel Montes Torrecilla, salvo giro imprevisto de los acontecimientos.

El siguiente paso será el entrenador. El primer nombre en la lista es el de Juande Ramos, al que ahora se intenta convencer con el giro en el proyecto, después de que en enero el de Pedro Muñoz no quisiera hacerse cargo de un equipo con la temporada comenzada. Si la cuestión económica no sería el mayor escollo, Juande Ramos sí querría garantías de contar con una plantilla competitiva, un aspecto que requerirá un esfuerzo arduo por parte del área deportiva. Otro nombre bien apuntado en la lista de futuribles es el de Quique Setién, aunque éste, en principio, le otorga prioridad a su compromiso de continuar en la Unión Deportiva Las Palmas, a falta de una conversación con el presidente para modelar su plantilla del próximo año.

"Con la llegada del nuevo director deportivo se decidirá quién será el entrenador para la próxima temporada. Con Juan Merino hablamos todas las semanas y le hemos dicho personalmente que, obviamente, la decisión del entrenador va a ser algo muy consensuado. Es el director deportivo quien más tiene que decidir en este asunto. Su opinión es crucial, el entrenador será alguien que sea capaz de implementar el proyecto que el director deportivo tenga en su cabeza", señaló ayer el presidente, Ángel Haro, en los medios oficiales del club, en los que también se refirió a la salida de Eduardo Maciá: "Era casi un secreto a voces que se lo destituiría. No es un capricho, es una decisión tomada de forma unánime por todo el consejo de administración. Sabemos que es impopular, pero estamos convencidos de que es lo mejor. Es Eduardo Maciá quien tiene que conocer las causas y ya las conoce perfectamente. Para nosotros son razones de peso y queremos emprender un nuevo proyecto deportivo".

Previamente a las declaraciones del máximo dirigente bético, el club había realizado un comunicado en el que informó del adiós de Maciá -con el que se pactó una rescisión-, al que lo acompañará todo el equipo de colaboradores con los que llegó a la entidad verdiblanca. "Eduardo Maciá, hasta ahora director deportivo del Real Betis Balompié, ha quedado desvinculado de la disciplina de la entidad. Asimismo, todo el grupo de trabajo que llegó con Macià dejará de prestar sus servicios al club. El Real Betis Balompié les desea el mayor de los éxitos en sus próximas andaduras profesionales", expuso en su página web.

De esta forma, Jakob Friis-Hansen, Carlos Vargas, Adrián Espárraga y Paulo Meneses -las cuatro personas que llegaron para el área de scouting- y Vasiliki Pappa -asistente de organización del área técnica-, también dejarán de pertenecer al club. De igual forma, Vlada Stosic, ex director deportivo y que se reincorporó a la entidad tras la entrada de Maciá, también abandonará nuevamente el Betis, pese a los intentos que ha venido realizando en las últimas semanas para continuar. Alexis Trujillo, Juan José Cañas, Pedro Morillas, Tino Luis Cabrera y Jaime Quesada continúan vinculados, a la espera de que el nuevo director deportivo organice su equipo de trabajo.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios