Una igualada estéril

  • El punto no satisface al Getafe en su lucha por Europa ni al Atlético en su pulso con el Madrid por acabar segundo Gabi y Godín, expulsados

Getafe y Atlético de Madrid firmaron un empate sin goles inútil para los intereses de ambos equipos, que optan, respectivamente, a seguir en la lucha por los puestos europeos y a continuar la estela del Real Madrid para arrebatarle la segunda posición.

Parece que rojiblancos y azulones son abonados a partidos soporíferos en el Coliseum Alfonso Pérez. Salvo el encuentro de la temporada pasada, que terminó 3-2 con una remontada del cuadro getafense con un jugador menos, casi todos los demás han sido un auténtico tostón.

En la primera parte, los pelotazos, las interrupciones constantes por faltas y lesiones, y las imprecisiones de los dos equipos campaban a sus anchas por el césped del Coliseum.

Los primeros 45 minutos se pueden resumir rápido. Un par de ocasiones para Falcao, la primera al principio, en la que remató fuera desde dentro del área pequeña un balón servido por Diego Costa, y la segunda al final, con un cabezazo a bocajarro que detuvo Codina. Ésas fueron las opciones más llamativas del cuadro rojiblanco y de su rival en el primer acto.

No hubo nada más digno de mencionar. Se cumplía el guión establecido y los espectadores del Coliseum se aliviaron cuando los jugadores se marcharon al vestuario para descansar. Allí tal vez reflexionaron para cambiar el destino de un encuentro que llevaba camino de ser el más aburrido de todos los que se han visto este año en el estadio azulón.

El descanso sentó mejor a los dos equipos, que se libraron, con una segunda parte más activa. Tampoco era complicado mejorar lo que se había visto y el guión cambió un poco para el alivio de los cerca de 10.000 valientes.

Pudieron marcar Abdel Barrada, Filipe Luis y Falcao antes de que Delgado Ferreiro interpretara como fuera del área una falta de Godín dentro del área. Al final, el marcador no se movió.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios