La ilusión sí que no se pierde

  • El presidente, Ollero, lanza un nuevo mensaje de apoyo y confianza hacia el equipo

El Cajasol ofreció ayer en la sala Boss su tradicional almuerzo navideño, ocasión que fue aprovechada por el club para transmitir un nuevo mensaje de tranquilidad y confianza inquebrantables en este proyecto deportivo y sus protagonistas, pese a que no terminan de encadenarse las victorias que aproximen al equipo a las expectativas iniciales.

Así las cosas, y de acuerdo a lo manifestado por el presidente, Juan Carlos Ollero, que encabezó una amplia representación de todos los estamentos de la entidad, nadie debe temer por su turrón, ya que "día a día observamos cómo el equipo mejora". "Da rabia ver que estamos capacitados para competir con los mejores y que, en cambio, los resultados no llegan y que no se ajustan a lo esperado. Sin embargo, estoy convencido de que antes o después superaremos esta situación", afirmó el presidente.

El mensaje optimista de Ollero se sustenta en la "ilusión" que, según sus impresiones, sigue transmitiendo este equipo, el cual padece las consecuencias que acarrea iniciar un nuevo proyecto: "No es fácil dar el máximo nivel desde el comienzo, cuando se está inmerso en una renovación integral del club. Todo tiene que madurar, y en eso estamos. Ahí está el caso, por ejemplo, del Barcelona del año pasado o del Tau de esta temporada. Debemos crecer permanentemente, paso a paso, evitando retroceder. Sólo en este caso habría que plantearse realizar cambios radicales".

Por el momento, el presidente estima que no ha habido motivos para tomar esas decisiones drásticas. A la pregunta de si se han llegado a plantear la destitución de Rubén Magnano, Ollero respondió con un rotundo "no, en absoluto": "En el deporte, todo el mundo está en entredicho si no llegan los resultados esperados, pero estamos encantados por cómo el técnico trabaja a diario y cómo está evolucionando el equipo, que da continuas muestras de entrega y máxima dedicación. A eso nos atenemos para evaluarlo. Sólo falta que esta mejoría se traduzca en triunfos".

Esa evolución deseada por todos podría ser propiciada, en parte, por la llegada de algún refuerzo importante que completara el plantel. Sin ser descartada esta opción, la postura del club al respecto sigue siendo más que prudente. "El presupuesto está fijado desde principio de temporada y, si queremos hacer una gestión seria, no podemos excedernos de lo establecido. Eso no quita que se fiche si el mercado ofrece algún jugador que pueda mejorar la plantilla. Pese a estar lejos de los grandes presupuestos de la ACB, el club se está haciendo y presupuestando para meterse sistemáticamente entre los ocho primeros", concluyó.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios