Un intruso en el cuarteto

  • MotoGP será más reina que nunca con el duelo entre Lorenzo, Pedrosa y Rossi. El debut del mediático Marc Márquez otorga una dosis mayor de pasión al campeonato.

Comentarios 2

El español Marc Márquez (Repsol Honda RC 213 V) va camino de convertirse en el auténtico intruso en la pelea por el título mundial de MotoGP que va a disputar el trío de aspirantes al mismo en la temporada que este fin de semana comienza en el circuito qatarí de Losail.

Los españoles Jorge Lorenzo (Yamaha YZR M 1), vigente campeón del mundo de la categoría, y Dani Pedrosa (Repsol Honda RC 213 V), y el italiano Valentino Rossi (Yamaha YZR M 1) son los tres pilotos que por aptitudes y prestaciones técnicas deber erigirse en protagonistas de la temporada, pero a todos ellos les ha salido, o eso es lo que parece, un rival harto incómodo.

La insolencia, juventud y ambición de Marc Márquez, campeón del mundo de 125 cc en 2010 y de Moto2 en 2012, unidas a la espectacular e inesperada pretemporada que ha realizado sobre la moto, son condicionantes más que suficientes como para que desde la primera carrera esté en la pelea por la victoria y el podio.

Tanto el piloto como su valedor, el ex campeón del mundo español de 125 cc (1999) Emilio Alzamora, quitan presión a la situación anunciando que no se ven en la pelea a las primeras de cambios, pero es de cara a la galería, pues su rendimiento y resultados dicen algo muy distinto.

Pique en la imagen para ampliar

Independientemente de estos resultados, hay un detalle que a nadie se le escapa y que se produjo en los entrenamientos que realizaron en exclusiva los pilotos oficiales de Honda y Yamaha -además del alemán Stefan Bradl, de la escudería satélite de Lucio Cecchinello- en el circuito estadounidense de Austin (Texas). Nadie de la categoría de MotoGP había rodado en Austin y, partiendo de la misma base, con los mismos conocimientos y referencias del trazado, el más rápido acabó siendo el joven piloto de Repsol Honda y eso está al alcance de muy pocos, tan solo de los súper clase.

Bien es cierto que el Campeonato del Mundo de MotoGP será muy largo. Un total de dieciocho carreras conforman el calendario del mismo, por lo que pueden y deben suceder muchas cosas, pero la realidad es que a los tres consumados especialistas de la categoría se les unirá desde el principio un Marc Márquez que, además, cuenta con la moto más equilibrada y competitiva de cuantas disputan la competición, la RC 213 V.

Márquez tendrá un complicado compañero de equipo, Dani Pedrosa, quien aparece en muchas de las cábalas de los especialistas para lograr su primer título mundial por muchos y diferentes motivos, pero sobre todo por ser el único que todavía no lo ha logrado a pesar de llevar en la categoría desde el año 2006.

En su favor, el piloto de Repsol cuenta con la experiencia acumulada en todos estos años, una progresión que la temporada pasada puso contra las cuerdas al que luego fue campeón, Jorge Lorenzo, y una moto que se ha mostrado como la más efectiva y eficaz de cuantas se encuentran en la formación de salida de MotoGP.

Al lado de ellos regresa un icono del campeonato, el piloto más laureado de cuantos se encuentran actualmente en activo, el italiano Valentino Rossi, que retorna a la marca que allá por 2004 hizo campeona del mundo en su primer año, Yamaha.

Rossi compartirá talleres con el vigente campeón del mundo de MotoGP, Jorge Lorenzo, lo que ya de por sí garantiza entretenimiento por sus diferencias y similitudes como pilotos, además de otorgar a la marca de Iwata el estímulo necesario para dar a sus hombres las mejores armas para combatir a la todopoderosa Honda.

Tanto Rossi como Lorenzo tienen en su zurrón más de un título mundial de MotoGP, siete en el caso de Rossi y dos en el de Lorenzo, lo que a decir de muchos les restará ambición en pista si las cosas no van demasiado bien, pero la pasta de los pilotos es muy especial y difícilmente se conformarán con un resultado justo pudiendo aspirar a lo más alto y, por los entrenamientos realizados con la nueva Yamaha durante el invierno, mecánicamente parecen encontrarse mucho más cerca que el año pasado de las Honda.

Tras ellos habrá otros veinte pilotos, cuatro de ellos con la condición de pilotos oficiales de Ducati, los italianos Andrea Dovizioso y Andrea Iannone y los estadounidenses Nicky Hayden y Ben Spies, si bien la moto de Borgo Panigale no parece haber experimentado una notable mejoría respecto al pasado año y será bastante difícil ver a cualquiera de ellos peleando con asiduidad no ya por la victoria, bastante improbable, sino por el podio, algo que sí podrían conseguir en algún momento.

Los pilotos de la escudería satélite de Yamaha, los británicos Cal Crutchlow y Bradley Smith, o los de Honda, el alemán Stefan Bradl y el español Álvaro Bautista, también podrían estar en ocasiones en la pelea por el podio, aunque la victoria será un objetivo de mayor complicación para cualquier de ellos.

En otro nivel se encontrarán los representantes de la categoría CRT (Claiming Rules Team), en donde el pasado año se llevó el título honorífico el español Aleix Espargaró sobre una ART. Él y su compañero de equipo, el francés Randy de Puniet, serán los enemigos a batir por pilotos de la talla del también español Héctor Barberá (FTR) o el estadounidense Colin Edwards (FTR Kawasaki).

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios