sevilla F.C.

El laberinto de Luis Fabiano

  • El jugador asegura que su familia "está asustada y no piensa en este momento en quedarse en Sevilla" · En Italia ya se hacen eco del atraco perpetrado en su casa como un factor más para su posible salida

Comentarios 21

El futuro de Luis Fabiano en el Sevilla se complica así que pasan los días. Con contrato en vigor hasta 2009, fecha en que termina a su vez su vinculación con la empresa propietaria del 65% de sus derechos, Global Soccer Investment, su agente ya no esconde que se está moviendo para escuchar ofertas, con la idea de aumentar los emolumentos del jugador y que tanto el Sevilla como GSI saquen alguna tajada antes de que quede completamente libre. Eso es lo que piensa José Fuentes, mientras el club de Nervión espera sin prisa para intentar acercar posturas acerca de su renovación. Pero si el interés de grandes clubes europeos ya es un inconveniente grave, el propio jugador aduce ahora un nuevo factor que, según él, puede ser determinante: el estado anímico de su familia tras el atraco que sufrió en Montequinto hace unas semanas.

En una entrevista concedida a la emisora televisiva TV3, el actual Pichichi de la Liga se explicó en términos muy esclarecedores. "Yo pienso en valorar las cosas. Pienso que si estoy bien aquí, ¿para qué cambiar, para qué ir a otro equipo? Pero mi familia, en este momento, está muy asustada y no está pensando en quedarse en Sevilla".

Cabe recordar que el pasado 22 de febrero, Luis Fabiano regresó a su casa tras el entrenamiento vespertino previo al Sevilla-Zaragoza y se encontró un panorama desolador. Un grupo de atracadores de Europa del Este que estaban actuando en Montequinto, según la Policía Nacional, había atracado a su familia a punta de pistola y la había encerrado, junto a una trabajadora del servicio del hogar, en una habitación, llevándose muchos enseres de valor y dinero en efectivo. "Estoy intentando hablar con ellos -su mujer y sus hijas- a ver si pueden cambiar, pero no está fácil. Es un punto que tengo que hablar con mi mujer y las niñas, que están muy asustadas", aseguró Luis Fabiano a la cadena autonómica catalana.

No queda ahí la cosa. Con Fuentes viajando a Italia para escuchar ofertas de los grandes del Calcio -a Milan, Inter y Juventus se ha unido con fuerza la Roma, donde se hacen eco de sus declaraciones- y advirtiendo que su precio es de sólo 11 millones de euros, el jugador de Campinas también afirma que su futuro en el Sevilla no está muy claro después de los últimos contactos para acercar posturas sobre su renovación. "Intentaré hacer lo mejor que pueda con mi familia y después a ver qué tiene en mente el Sevilla. Hablamos una vez y no llegamos a ningún punto, a ningún acuerdo. La cosa no vay muy bien", dijo Luis Fabiano.

Otro vericueto del laberinto es la clasificación para la Champions, condición que parecía indispensable para su renovación. José Fuentes, que ayer estaba en Francia, reconoció que el miedo de su esposa puede ser determinante, aunque también sabe que la salida al laberinto es complicada y que queda mucho tiempo para saber si permanecerá en el Sevilla o cambiará de aires. De momento, se ha abierto la veda de los primeros contactos, pero sólo son esos, según Fuentes.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios