Un largo camino hasta llegar al éxito

  • Filomeno Sánchez Castro. Entrenador nacional de remo adaptado y clasificador internacional

Filomeno Sánchez es el mejor ejemplo de cómo llegar a lo más alto del deporte a través del esfuerzo y el sacrificio. Tras pasar por casi todos los ámbitos del remo, hoy es entrenador nacional y responsable de la Comisión Paralímpica de la Federación Española. Pero el camino para llegar hasta donde se encuentra ahora no fue sencillo, sino que transcurrió entre multitud de logros que poco a poco le fueron llevando a la privilegiada posición en la que se encuentra.

Filomeno encontró atracción en el remo cuando entró en el instituto y se sentó al lado de un chico que lo practicaba y había sido campeón de España. Cuando probó a adentrarse en este deporte, supo que podía llegar lejos en él, y pronto comenzó a competir en los campeonatos de España. Hoy Filomeno tiene 42 años, y, pese a no haber logrado ningún triunfo de alto prestigio como remero, es pieza fundamental del entrenamiento de muchos de los futuros especialistas de este deporte.

La trayectoria de Filomeno es larga y contrastada: con sólo 20 años se decidió a adentrarse en el Club San Juan de Aznalfarache de remo, además de actuar como delegado y entrenador del Club Guadalquivir 86 durante dos años. Con 31 años, Filomeno comenzó una etapa que duraría cinco años con la ONCE, en la que desarrolló un programa de remo para ciegos y deficientes visuales: "Demostré que todas las personas son capaces de hacer remo con ayuda, y a partir de ahí comencé a competir con ellos en campeonatos de Europa y a rendir a nivel internacional". En 2002, Filomeno y su equipo lograban la plata en un Mundial, sin duda un buen premio a tanto esfuerzo para llevar a cabo su proyecto. Tras este periodo, el Club de San Juan le vuelve a llamar para estar otra temporada más, en la que consigue como entrenador el segundo puesto en el Campeonato de España juvenil, y el octavo en el Campeonato del Mundo de esa misma categoría. Tras estos logros, le llegó un nuevo reto: "Fundé el Club de Coria, y en tres años conseguí en alevín masculino el Campeonato y Subcampeonato de Andalucía, además de un quinto y sexto puesto en el de España".

Desde 2005, Filomeno se encuentra en la Federación Española de Remo, donde además de ser entrenador nacional y responsable de la Comisión Paralímpica, es clasificador de la Federación Internacional de Remo. "Tratamos de examinar a deportistas paralímpicos para certificar si pueden o no remar", explica acerca de una de sus facetas.

Sobre los logros hasta ahora conseguidos en el deporte adaptado, Filomeno se muestra rotundo: "Esto es demostrar que cualquier persona puede ser atleta; yo los miro como atletas, no como discapacitados". Además, pide más colaboración por parte de todas las organizaciones deportivas: "Tienen que ayudar más, en Inglaterra y Holanda he aprendido a trabajar en este ámbito, y aquí hay mucha materia para conseguir grandes metas; debemos luchar para lograr un deporte para todos".

Su objetivo actual es tan difícil como accesible si continúa con el gran trabajo realizado: "La meta a corto plazo es clasificarse para ir a los Paralímpicos de Pekín, las opciones están ahí, y la Copa del Mundo de Múnich en mayo será nuestra gran baza para ello". Muchas esperanzas están puestas en Filomeno Sánchez para impulsar con fuerza el remo adaptado; sólo queda esperar los resultados.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios