Cajasol

El lastre del juego interior se alarga

  • A la falta de anotación se une también lo rápido que se carga de personales

Comentarios 5

Para ganar a un equipo como el Tau hace falta hacer un gran partido. Esto es: que los exteriores vean aro con cierta facilidad -hasta ahora sólo lo hicieron frente al Real Madrid- y, sobre todo, que los interiores se conviertan en el referente que de momento no son.

Si Sundov, un pívot que ni siquiera triunfo en León la pasada campaña, y Marsh se bastaron para ganar la eliminatoria de la Eurocup, da miedo pensar qué no pueden hacer los Splitter, McDonald, Teletovic y Barac con un Tau que ha ganado en siete de sus últimas 10 visitas a San Pablo. Ahí puede estar la clave de un encuentro en el que el Cajasol, Comas y algún que otro jugador se juegan la vida. Pero el problema fundamental es que los hombres altos no están respondiendo a las expectativas. Es más, están resultando un lastre, ya que a la escasez de puntos que aportan se une el problema de las personales.

Si el Caja era al inicio de la Liga uno de los equipos que menos faltas hacía, ahora es uno de los que más personales comete, con sus pívots a la cabeza. De hecho, desde el partido con el Bruesa alguno no ha terminado el partido eliminado por las faltas. En esa ocasión fue De Miguel y en la siguiente jornada, en Vistalegre, fueron eliminados cuatro cajistas, entre ellos dos interiores: De Miguel y Carter. Desde entonces, el estadounidense no ha terminado ningún encuentro. En Riga fue el único excluido, en Bilbao, cayó junto a Savanovic y Triguero, y el martes, en San Pablo, fue de nuevo eliminado en un choque en el que De Miguel y Triguero se quedaron en capilla con cuatro personales.

Con esta situación, en la que los interiores no aportan en ataque y se cargan rápidamente de faltas, una rémora en defensa, extraña cómo al menos, aunque sea por una situación de emergencia como se dio en Vistalegre, Comas no cuenta con algún canterano, en este caso Diouf o Leichtweis, los dos pívots del filial. De hecho, es ahora, con una plaza de extracomunitario libre, la única posibilidad para que el primero pueda jugar.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios