Deportes

En libertad bajo fianza el autor del botellazo

  • El acusado reconoció su culpabilidad en la acción y dijo que le dio "un pronto sin saber lo que hacía"

Comentarios 3

El presunto autor del botellazo al meta Armando quedó ayer en libertad después de que su esposa depositase una fianza de 3.000 euros, aunque el fiscal le imputó un delito de lesiones con uso de medios peligrosos, con una pena de hasta cinco años de cárcel.

Fuentes judiciales señalaron a Efe que el imputado, Carmelo Peña Rodríguez, pasó la noche ingresado en la prisión Sevilla II porque inicialmente alegó que es albañil, con un hijo pequeño, y que carecía de medios para reunir la fianza exigida. Su esposa, sin embargo, se personó ayer en el juzgado con un abogado propio, en lugar del letrado de oficio que le asistió el domingo, y con la fianza de 3.000 euros exigida, por lo que la juez de instrucción número 13 decretó su libertad inmediata.

Fuentes judiciales también indicaron que, en su declaración judicial, el acusado reconoció ser el autor del botellazo y dijo que no tenía intención de causar ningún daño a Armando y que actuó "porque le dio un pronto y sin saber lo que hacía". Fuentes judiciales señalaron que el fiscal le imputó un delito de lesiones con utilización de medios peligrosos, lo que supone una condena de entre dos y cinco años de cárcel, y podría añadir otro de desórdenes públicos.

Han añadido las fuentes que por una agresión similar contra el entonces entrenador del Sevilla, Juande Ramos, en febrero de 2007 también en el estadio del Betis, la Fiscalía ha pedido para el acusado, Ángel Chaves, doce meses de multa con cuota diaria de 12 euros, lo que equivale a 4.320 euros, por un delito de desórdenes públicos y otra multa de 360 euros por una falta de lesiones.

La botella utilizada en este caso, que ha quedado depositada en el juzgado como prueba, era de medio litro y tenía el tapón puesto, lo que es contrario a las normas, ya que se deben vender sin él o ser retirado a la entrada. El acusado no alegó en su declaración judicial ninguna atenuante para su comportamiento, como drogadicción o alcoholismo, según han explicado las fuentes. La Fiscalía se opuso a cualquier tipo de libertad sin el pago previo de la fianza por la alarma social que causan estos hechos y por la reiteración con que se han producido en el campo del Betis.

Mientras tanto, su abogado, Álvaro Pimentel, expresó el sentir del agresor, que se encuentra muy dolido por su agresión. "Carmelo está profundamente arrepentido de lo ocurrido. Lo único que desea es la pronta recuperación de Armando y quiere pedirle perdón al Betis, tanto a su afición como a su junta directiva. Está muy afectado, porque es bético de corazón y ahora únicamente quiere respeto para su familia", comentó el abogado.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios