La lluvia vuelve a la carga

  • Bautista logró ganarle un set a Djokovic antes de la suspensión de su partido Ferrer toma ventaja ante Berdych, no así Granollers frente a Thiem

El cielo volvió a ser ayer el protagonista en Roland Garros un día después de haber imposibilitado que se jugara al tenis en el torneo parisino, pero se mostró más generoso y permitió dos horas de competición. Lo justo para acabar los dos octavos de final femeninos que había dejado colgados desde el domingo.

Eso, mantener en vilo a todo el circuito y terminar aguando la fiesta, pues sólo comenzaron los octavos femeninos que restaban y ninguno terminó.

Novak Djokovic, número uno de la ATP y tras la retirada de Rafael Nadal máximo favorito, cedió en ese breve rato su primer set en el torneo ante Roberto Bautista, que se movió mejor bajo una neblina de agua que no se marchó en todo el día. El partido fue interrumpido, de forma definitiva, con el resultado de 6-3 y 4-6.

Antes, había estado parado algo más de dos horas y media, cuando el español se anotó el primer set y se habían jugado 35 minutos.

Aunque la práctica del tenis era difícil, los organizadores decidieron forzar la máquina, para enfado de algunos tenistas. En total, se jugaron dos horas justas, el tiempo que marca el reglamento para que no haya que devolver, por segundo día consecutivo, el precio de las entradas.

En ese tiempo, Bautista se movió como pez en el agua mientras Djokovic multiplicaba los errores -38 llevaba en las dos primeras mangas- y ninguno tuvo facilidades para ganar su servicio. Hasta en nueve ocasiones rompieron el del rival y el serbio, en el segundo set, dispuso de hasta 11 pelotas para arrebatar el saque al español.

Si el tiempo no lo impide, el duelo se reanudará hoy, al igual que el que designará a su rival, que enfrentaba a David Ferrer contra Tomas Berdych y del que apenas se habían disputado tres juegos cuando se suspendió (2-1 a favor del español).

A un set empataban también Marcel Granollers y Dominic Thiem, en su caso por 2-6 y 7-6 (2). El otro cuartofinalista saldrá del cruce entre David Goffin y Ernests Gulbis, que se interrumpió con 3-0 a favor del segundo.

Ni siquiera dio tiempo a empezar los dos duelos de cuartos programados, entre Albert Ramos y Stanislas Wawrinka, defensor del título, y el que debía de medir a Andy Murray, número dos del mundo, contra Richard Gasquet.

Más retraso acumula el cuadro femenino, en el que sólo quedó definido el cuadro pendiente de la parte baja, suspendido el domingo. Y lo hizo con sorpresa: Tsvetana Pironkova -102 del mundo-, quien había cedido un set y pedía 3-0 el segundo, dio la vuelta a la contienda frente a Agnieszka Radwanska, segunda raqueta de la WTA (2-6, 6-3 y 6-3).

"Así es imposible jugar", clamó la polaca, muy enfadada contra la organización, a quien acusó de forzar la jornada. "No estamos en un torneo de 10.000 dólares, esto es un Grand Slam ¿Cómo puedes permitir que los jugadores compitan bajo el agua? Yo no puedo hacer mi trabajo en esas condiciones", agregó.

Para Pironkova serán sus primeros cuartos de final en París y los jugará frente a Samantha Stosur, finalista en 2010, que también derrotó contra pronóstico a Simona Halep, subcampeona en 2014, por 7-6 (0) y 6-3.

Así pues, el programa inicial acumula retraso, por lo que lo organizadores tendrán que abrir más pistas los próximos días para que la final se dispute el domingo.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios