Mucho mando y poca maldad

  • Romo El Sevilla cae ante Mallorca y Palermo dando dos caras distintas con el común denominador de la falta de gol Sin fortuna Primer periodo más positivo con dos tiros al poste

Nueva prueba estival para ir sacando conclusiones. El Sevilla se vino de vacío de su viaje a Palermo, donde jugó un triangular frente al Mallorca y el equipo italiano dando dos caras distintas, más positiva en el primer periodo que en el segundo. Sendas derrotas por la mínima dejaron en evidencia que el principal problema en estos momentos de preparación es la falta de frescura cara al gol, si bien tuvo ocasiones claras ante los mallorquines. Frente a los italianos, con un equipo distinto en el eje creativo, el conjunto de Jiménez perdió algo de la llegada y la profundidad que tuvo antes. Siguió teniendo el dominio del juego y la iniciativa, pero no tuvo ninguna maldad en los metros finales para sacar mejor partido de su mando.

El primer periodo de 45 minutos frente al Mallorca deparó la derrota por 0-1. El conjunto de Gregorio Manzano se hizo con el triunfo gracias a un gol de Mario a la salida de un córner, en el minuto 18. El medio mallorquinista recogió un rechace corto en un córner mal botado por Martí y, a pesar de no conectar bien con el balón, éste dio en Squillaci y despistó a Palop. Fue una de las escasas aproximaciones de los mallorquines al área sevillista, dado que el once que dispuso Jiménez en este periodo fue superior a los bermellones.

Squillaci y Escudé situaron la línea defensiva muy adelantada, casi en la medular, y Zokora y Romaric se hicieron con el mando del partido, ayudados por las subidas de los laterales. Fernando Navarro incluso se mostró más profundo que Adriano, mientras que la movilidad en la línea de tres cuartos de José Carlos, Alfaro y Perotti le dio fluidez al juego sevillista. Sin embargo, el equipo de Jiménez no tuvo la fortuna necesaria en los últimos metros. Hubo momentos de acoso sobre la portería de Aouate, que se tradujeron en varias ocasiones bastante claras de gol, incluidos dos balones al palo entre los minutos 31 y 32. El primero, un remate de Luis Fabiano que se fue a la cepa con Aouate ya batido, después de recortar con clase a los dos centrales mallorquinistas, Nunes y Ramis. Y el segundo, un disparo muy intencionado de José Carlos que también se fue a la madera cuando Aouate había hecho la estatua.

Además, el propio Luis Fabiano pudo ver puerta en una buena acción de José Carlos, cuyo centro con la izquierda lo tocó el brasileño con la punta de la bota, obligando a Aouate a realizar una gran intervención.

Pese a la derrota en este parcial, el Sevilla demostró más empaque que el Mallorca con un equipo muy equilibrado en sus líneas. Los tres mediapuntas intercambiaron sus posiciones y se metieron hacia dentro en constantes combinaciones, dejando hueco en las bandas para las subidas de los laterales. Mientras que la pareja defensiva de Squillaci y Escudé se mostró contundente para cortar las contras del Mallorca. Sólo faltó el gol.

Peor cara mostró el once que dispuso Jiménez ante el Palermo. Duscher y Fazio formaron el eje en la medular y el Sevilla siguió mandando ante un rival que salió con la idea de replegarse y aprovechar alguna contra. Pero en este periodo Luis Fabiano se perdió entre la maraña italiana y Acosta no ofreció tanto juego como Alfaro, por lo que el equipo perdió gran parte de la llegada que había tenido antes, pese a que Perotti, ahora ayudado por un Adriano más profundo, desequilibraba el sistema defensivo italiano por la banda izquierda.

Así, apenas se contabilizaron en este periodo un cabezazo de Fazio que se fue junto a un palo, una buena acción de Adriano por la izquierda con centro al que no llegó por poco Luis Fabiano y un duro disparo de éste con la zurda que se fue alto. Eso y una arrancada de raza y calidad de José Carlos que por poco mete dentro Acosta en el rechace fueron las ocasiones en las que se resquebrajó el Palermo.

En cambio, Miccoli vio puerta a la segunda. En la primera, aprovechó un despiste de Fazio -se situó de central tras la entrada de Romaric- para plantarse ante Palop, pero lanzó alto. En la segunda, un gran pase de Pastore cogió dormido a Dragutinovic y el goleador italiano marcó con un preciso tiro muy cruzado. De esta forma, el Sevilla volvió a doblar la rodilla, con la sensación de que la buena imagen con el Mallorca se diluyó frente al orden de los sicilianos.

sevilla: Palop; Adriano, Squillaci, Escudé, Fernando Navarro; Zokora, Romaric; José Carlos, Alfaro, Perotti; y Luis Fabiano. mallorca: Aouate, Josemi, Nunes, Ramis, Ayoze; Varela, Martí, Mario, Adrober; Casadesús y Aduriz. Gol: 0-1 (18') Mario. Árbitro: Peruzzo di Schio (italiano). Sin amonestados. Incidencias: Primer parcial de 45 minutos del primer torneo triangular Provincia Regionale di Palermo, disputado en el estadio Renzo Barbera ante unos 5.000 espectadores.

palermo: Rubinho; Cassani, Bovo, Balzaretti, Kjaer; Nocerino, Pastore, Simplicio, Bresciano; Cavani y Miccoli. sevilla: Palop; Sergio Sánchez, Squillaci (Romaric, 26'), Dragutinovic, Adriano (Fernando Navarro, 26'); Fazio, Duscher; Capel, Acosta, Perotti (José Carlos, 26'); y Luis Fabiano. Gol: 1-0 (37') Miccoli. Árbitro: Gervasoni di Mantova (italiano). No hubo amonestados. Incidencias: Segundo parcial de 45 minutos del torneo de Palermo disputado en el estadio Renzo Barbera ante unos 12.000 espectadores.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios