Baloncesto l Cajasol

Aquellos maravillosos años

  • Oriol Humet y Pedro Martínez vuelven a trabajar juntos tras coincidir en Menorca en la 99-00 · Con un presupuesto mínimo, el equipo se quedó a un paso de la ACB

Comentarios 1

Fueron muchos los nombres que saltaron a la palestra cuando la directiva cajista tomó la decisión de destituir a Manel Comas como técnico. Katsikaris, Julbe, Lamas, Aranzana..., pero, sobre cualquiera de ellos, uno sobresalía incluso antes de que el conjunto hispalense cayese derrotado en Murcia y la paciencia con la dinámica del equipo llegara a su fin.

Pedro Martínez fue, desde el primer momento, el elegido por la dirección para hacerse cargo de un equipo que necesitaba un revulsivo, y su principal valedor fue el director general del club, Oriol Humet, que conoce bien el trabajo del catalán. Ambos coincidieron en Menorca, cuando el equipo era aún semiprofesional, allá por la temporada 1999-2000. De hecho, Pedro Martínez tuvo que elegir entre un entrenador ayudante o un jugador, y, claro, se quedó solo en la dirección de un equipo que ese año contaba con apenas 28 millones de pesetas de presupuesto y con alguno de sus efectivos manteniendo un empleo al margen del baloncesto.

Al ahora técnico cajista lo llevó a Menorca el presidente de la entidad balear, José Luis Sintes, que guarda un gran recuerdo de aquel año: "Pedro sabía a lo que venía y lo hizo sin hablar de dinero, porque había poco. Aceptó las condiciones tal cual porque lo que quería era trabajar, y Oriol hizo el mejor equipo que pudo con los escasos recursos de los que disponíamos entonces", afirmó el dirigente menorquín, que destaca el carácter del preparador del Cajasol: "En su trabajo es una persona muy dura, pero su carácter es también un aval. Otra cosa será ver si los jugadores están preparados para eso. Cuando un equipo quiere ganar se nota en la cancha y el entrenador es sólo una ayuda técnica, pero cuando no quieren...".

Fue en Menorca, precisamente, donde Oriol Humet comenzó a ejercer como director deportivo. "Sin apenas recursos, hicimos un buen plantel de currantes que en cada choque se dejaban la piel. Por eso triunfó la filosofía de Pedro. No sé por qué ahora no ha dado con la tecla en Sevilla, no es una cuestión sobre la que pueda opinar, pero su trayectoria está ahí y siempre hizo grandes cosas en todos los lugares donde estuvo", señalo Sintes, que añadió: "El año que coincidieron mantuvieron una buena comunicación. Aquí acabaron bien y supongo que seguirán llevándose bien. Lo que estoy seguro es que si Pedro se ha ido a Sevilla es porque cree que es capaz de sacar al Cajasol de la situación en la que está, y que Oriol también lo piensa. No lo ha fichado por amiguismo,sino porque es el más idóneo".

Uno de los jugadores que Martínez tuvo a sus órdenes en ese Menorca fue Francesc Sabaté, que desgrana un poco más el carácter del técnico: "Es duro. Da mucha importancia a la defensa, donde espera que los suyos se dejen la piel, y le gusta que el equipo corra. Es su filosofía. Carácter atrás y correr en ataque".

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios