Los dos mejores artilleros

El mejor clásico también tendrá a los mejores artilleros: Lionel Messi y Cristiano Ronaldo. Las dos grandes estrellas del fútbol mundial llegan lanzadas al encuentro de esta noche.

Azulgrana y madridista afrontarán el encuentro instalados en la cima de la clasificación de goleadores de la Liga, con 17 tantos cada uno, aunque Crisitiano Ronaldo cuenta con un encuentro menos que Messi.

Es difícil que un partido de fútbol reúna a tantas estrellas, pero ninguna brilla más que Messi y Cristiano Ronaldo. Buena parte de lo que suceda dependerá del arte desplegado por las botas de ambos futbolistas.

Hace tiempo que Messi dejó de sufrir presión por visitar el estadio Santiago Bernabéu, si es que alguna vez la sintió.

El argentino del Barcelona es el jugador que más goles le ha hecho a Iker Casillas, el capitán del Real Madrid, al que se ha enfrentado en 15 ocasiones y le ha marcado 13 tantos. Esta temporada, en los dos partidos de la Supercopa de España, ya acumula tres tantos a su favor.

No le marcó su primer gol a Casillas hasta su tercer encuentro ante el Real Madrid. Fue en el Camp Nou, con empate a tres en la noche en el que el argentino hizo su único triplete a los blancos. Desde entonces, no ha pasado una temporada sin que le hiciera al menos un gol.

"Messi es un tiburón que se traga récords con una voracidad descomunal", suscribió en su edición de ayer el diario madrileño As.

Si el argentino necesitaba una motivación extra, ésta la puede conseguir ojeando ese sector de la prensa que afirma que esta temporada no se está viendo la mejor versión de Messi.

Todo lo contrario que Cristiano Ronaldo, quien ahora recibe alabanzas por su carácter más comprometido con el equipo y con sus compañeros. "Es un nuevo Cristiano y me gusta", proclamó incluso su entrenador, José Mourinho.

El jugador portugués sigue batiendo récords goleadores con la camiseta blanca y llega al clásico con ansias de reivindicar su categoría ante el favorito para ganar el Balón de Oro.

Además, ya se quitó de encima un tópico que le vino acompañando durante toda su etapa de blanco, aquel que hacía referencia a su eventual desaparición en partidos importantes. Cristiano Ronaldo marcó el gol del triunfo en la Copa del Rey ante el Barcelona en la prórroga, una cita trascendente y un tanto que dio un título.

El estadio Santiago Bernabéu vivirá esta noche un nuevo duelo entre quienes están considerados como los dos mejores jugadores del mundo. Uno es alto, el otro es pequeño; uno es perseguido por la prensa rosa y el otro vive tapado; uno habla portugués y el otro argentino. Pero los dos son goleadores para la historia.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios