Sin miedo a la Justicia alemana

  • Ecclestone piensa viajar al país teutón a pesar de la acusación de soborno que pesa sobre él

El jefe de la Fórmula 1, Bernie Ecclestone, viajará dentro de tres semanas al Gran Premio de Alemania sin temor a que la Justicia del país lo acuse por el pago de sobornos. "Por supuesto que iré a Hockenheim", dijo el británico en una entrevista que publica la nueva edición de la revista alemana Focus.

Ecclestone está en la mira de la Justicia por haber pagado 44 millones de dólares al ex banquero alemán Gerhard Gribkowsky a cambio de derechos de emisión de la Fórmula 1 en el año 2006.

Gribkowsky fue condenado el viernes a ocho años y medio de prisión por corrupción, fraude y evasión fiscal, en un juicio en el que admitió haber sido sobornado por Ecclestone.

"Es una locura", respondió el jefe de la Fórmula 1 en la entrevista. "El tribunal hizo lo que tenía que hacer y creyó a Gribkowsky. Pero el hombre miente".

El británico acepta que pagó al ex directivo del banco bávaro BayernLB, pero niega que fuese un soborno. "Lo hice para que terminara con la tontería de amenazarme con que podía delatarme ante las autoridades fiscales británicas". Ecclestone logró así en 2006 la venta de los derechos de transmisión de la Fórmula 1 al fondo de inversiones CVC, que él mismo representa, por un monto de 840 millones de dólares (unos 664 millones de euros).

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios