Cinco minutos que lo ponen más difícil

  • El Sevilla Atlético tira por la borda la victoria ante la Cultural Leonesa y la salvación se complica más si cabe

Así es imposible optar a la salvación. La situación del Sevilla Atlético, descolgado en la pelea por la permanencia, no permite despistes como los vividos en el Reino de León. Con el partido de cara después del gol instantes antes del descanso de Fede San Emeterio, cinco minutos nefastos, fatídicos, condenaron al equipo de Luis García Tevenet a sufrir la duodécima derrota de la temporada. En ese tiempo, la Cultural Leonesa tuvo tiempo para remontar el gol del cántabro y agarrar la victoria. La permanencia ahora mismo se sitúa a 11 puntos.

Porque, evidentemente, la situación que vive el equipo sevillista no es fruto de un solo partido. Desde el inicio de temporada, la falta de refuerzos de nivel que suplieran a los que se marcharon en verano -cuánto se echa de menos a los Borja Lasso, Ivi, Diego González- ha sido un lastre durante el curso. Esto, unido a que los que se han quedado han sido incapaces de mantener el nivel, pone las cosas crudas para lograr el objetivo.

Desde el primer momento, la Cultural demostró que quería los tres puntos para alejarse del descenso. Un hambre que al filial sevillista le costó mostrar. De hecho, las mejores ocasiones en la primera mitad llegaron para el bando local, que, guiado por un gran Emi Buendía, ponía el cerco a la meta de Juan Soriano. Fue el propio atacante del cuadro leonés el que gozó de la opción más clara para adelantar a su equipo. Fue en el ecuador de la primera mitad cuando el sudamericano recibió en ventaja un buen pase de Rodri, llegó a la frontal y puso a prueba a Juan Soriano, que sacó una buena mano para detener el disparo. Lo intentó unos minutos después el propio futbolista argentino con un disparo lejano, pero de nuevo lo detuvo el meta sin complicaciones.

Aburjania, en la única acción positiva que protagonizó, tentó al guardameta local con un disparo desde la frontal tras un buen robo de Fede San Emeterio, aunque sin fortuna. Parecía el encuentro marcharse al descanso con empate cuando la pizarra dio una buena noticia: un córner peinado al primer palo por Marc Gual lo remató el propio Fede para anotar su tercer gol de la temporada.

¿Sería un gol de esos llamados psicológicos? El inicio de la segunda mitad así lo hizo pensar. Berrocal remató alto un córner y Pozo, que mandó un disparo al palo, para dejar sentenciado el que hubiera supuesto el tercer triunfo de la temporada. Pero, claro, cuando se perdona, se termina pagando. Porque cuando más cómodo se sentía el filial sobre el césped, y todo hacía pensar en que la llegada del segundo gol era cuestión de tiempo, llegó la desconexión.

Todo empezó con un buen control de Rodri, que pasó a Emi Buendía y vio cómo Iza encontraba espacio por detrás de la defensa. Ahí mandó el argentino el pase y el lateral, con un sutil toque, ponía el empate en el marcador. Fue el primer golpe que aturdió al filial. El noqueo llegó apenas tres minutos después. Iza, en el lado derecho del ataque, se marchó fácil de la marca de San Emeterio y al entrar en el área fue derribado por el lateral cántabro. Tomó la responsabilidad Yeray, quien engañó a Juan Soriano desde los once metros para remontar el partido y tirar a la basura, por cinco minutos, toda una hora de trabajo.

Los últimos 20 minutos sobraron. El Sevilla Atlético fue incapaz de buscar con ahínco la meta rival. Una derrota que lastra, aún más si cabe, las opciones de salvación del filial y que debería servir para que los que mandan tomasen decisiones: algunos quedaron retratados.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios