"En este momento no es fácil que vaya a quedarme"

  • Luis Fabiano reconoce que tiene un pie fuera y matiza que no depende de que el Sevilla esté en Champions

Prácticamente desde que llegó Luis Fabiano no ha descartado jamás la posibilidad de marcharse. Primero porque no jugaba y quería volver a Brasil y ahora porque está en la cresta de la ola y quiere aprovechar el momento. "A mí me da igual si llegamos a Champions o no. En estos momentos no está fácil. La cosa está difícil, tenemos dos meses para intentar hacer algo. Yo, de verdad, no sé si Del Nido quiere hablar o no. Mi representante está en Sevilla y de momento está hablando del tema de Edu con el Betis y no sé si se hablará después, pero nadie habló con nosotros", dijo el futbolista ayer tras el entrenamiento en una rueda de prensa en la que no quiso comentar mucho sobre su enfado con Jiménez por el cambio en el partido ante el Fenerbahçe: "El enfado fue en el momento. Creía que no estaba jugando mal. Nadie quería salir, pero el entrenador es el que manda. Salí enfadado porque el partido era importante y quería ayudar marcando un gol, pero bueno, ya pasó. No es el momento de hablar. Hay que dejar pasar un tiempo".

Luis Fabiano insistió en que desea centrarse en llegar con el Sevilla a lo más alto. "Es momento de trabajar e intentar salvar la temporada entrando en puestos de Champions. Yo tengo una temporada más de contrato y de momento pienso en terminar la campaña aquí, nada más. Quiero intentar ser Pichichi y meter al equipo entre los cuatro primeros".

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios