Análisis

El 1-0 y diez motivos para creer en el pase del Atlético en Múnich

  • La ventaja, la fiabilidad en defensa y en la portería de Oblak, el momento de forma y la preparación física juegan a favor del conjunto de Simeone.

Comentarios 1

El Atlético de Madrid visitará el próximo martes el Allianz Arena de Múnich en el partido de vuelta de las semifinales de la Liga de Campeones con la ventaja de un gol, logrado en el encuentro de ida en el Vicente Calderón, y una decena de motivos para creer en su pase a la final del torneo.

Su victoria por 1-0: En los días previos al encuentro de ida en el Vicente Calderón, la palabra ganar, por encima de no recibir goles, fue insistente en cada declaración de la plantilla. Era el objetivo, logrado con un golazo de Saúl y además sin ningún tanto en contra. Sólo un 1-0, pendiente de los penaltis, o una derrota por más de un tanto le apartarían en Múnich de la final de Milán. El resto de posibilidades sellan su clasificación contra el Bayern.

Su fiabilidad: El Atlético de Simeone es un equipo con una seguridad altísima en sus resultados, aún más esta misma temporada. De sus 52 marcadores en los partidos oficiales de esta campaña, con sólo ocho derrotas, ninguno de ellos le elimina en Alemania y sólo dos, sendos 1-0 con Málaga y Villarreal en la Liga, pondrían en duda su clasificación con las consiguientes prórroga y tanda de penaltis.

Su sistema defensivo: El equipo se supera a sí mismo día a día, reafirmado por una firmeza, solidaridad y potencia defensiva que asombra al fútbol europeo, desde los centrales hasta los delanteros, como un bloque que se mueve al mismo ritmo, compacto, que no concede nada, aunque entregue en este tipo de choques la responsabilidad del balón a su adversario. Cada pieza del puzzle de Simeone es indispensable en este trabajo.

Su portero: El esloveno Jan Oblak es una garantía bajo palos para el Atlético. Intuitivo y poderoso en cada salida por alto, ágil y con reflejos en cada tiro sobre su portería, imponente para todos los delanteros rivales y con unos números sobresalientes este curso. No ha recibido gol en 30 de sus 45 choques de la actual temporada, con sólo 21 tantos en contra entre todas las competiciones.

Su momento: El Atlético ha entrado en el tramo final inmerso en la lucha por la Liga y por la Liga de Campeones, lanzado por seis victorias consecutivas entre ambos torneos, sin recibir un gol en una seria actual de cinco encuentros y con al menos un tanto en cada uno de sus nueve últimos choques oficiales, en los que ha marcado 18 dianas. Sólo ha perdido cinco de sus 45 duelos más recientes.

Su preparación física: Nadie corre más que el Atlético en este ejercicio. Cada partido está por encima de su rival en ese sentido. El último ejemplo fue este miércoles contra el Bayern Múnich, con 118,392 kilómetros por los 112,319 de su adversario. Sólo un equipo, el Málaga en su enfrentamiento de la primera vuelta de Liga en La Rosaleda, le superó en ese aspecto, según reflejan las estadísticas.

Su contragolpe: El conjunto madrileño se mueve con mucha destreza al contraataque, una de sus señas de identidad a lo largo de la historia, cuando conquistó su última Liga, en 2013-14, y en cada uno de los encuentros de la era Simeone en su banquillo. Un pasador como Koke y futbolistas como Yannick Carrasco, Griezmann y Fernando Torres reafirman esa cualidad. El miércoles, una contra conducida por el francés y culminada por el español la repelió el poste.

Sus goleadores: Superado ya un tramo con evidentes dificultades en la efectividad arriba de sus atacantes, el Atlético ha desatado su pegada en los últimos dos meses, con 28 goles a favor en trece partidos, mas de un tercio de los conseguidos en toda la temporada. Entre marzo y abril, Griezmann suma nueve tantos; Torres, seis.

Sus precedentes: El Atlético de Simeone nunca ha perdido una eliminatoria con ventaja en el marcador en el partido de ida, ya fuera como local o como visitante. Sólo fue doblegado dos veces con derrota en el primer encuentro, por 1-0 y 3-0, y otras dos, con un duelo inicial con 0-0. De sus 24 eliminatorias a doble partido con el técnico argentino, avanzó en diecinueve y cayó en cinco.

Su fe: En torno a un lema que ha agarrado con fuerza este curso, 'nunca dejes de creer', el Atlético jamás desiste ni ante las situaciones más adversas, ni ante las bajas de hombres importantes, ni cuando los números hablan de retos casi imposibles. Desde esa insistencia, el equipo ha igualado al Barcelona en la cima de la Liga y está en las semifinales de la Liga de Campeones por segunda vez en los últimos tres años.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios