La necesidad, un arma de doble filo

  • Javier Imbroda, técnico vallisoletano, destaca que la obligación de ganar del Caja les puede beneficiar

El partido del sábado entre el Cajasol y el Grupo Capitol es una final para los sevillanos, y eso no pasa por alto en Valladolid, donde Javier Imbroda, conocedor del club hispalense, reconoce que el peligro del rival viene sobre todo por su obligación de ganar.

El técnico vallisoletano aseguró que espera a un Caja que saldrá "a ganar por obligación, dada su desesperada situación ", ya que a priori se esperaba que luchase por cotas más altas: "Lo veo desde la distancia con cierta sorpresa, porque creo que es un equipo diseñado para cosas mayores, se hablaba de la Copa del Rey o de estar en play off. Tiene nivel para esos objetivos, pero la realidad es otra", sentenció el técnico ceutí.

Sin embargo, y pese a que ahora respira con cierta tranquilidad, el cuadro pucelano no puede confiarse, ya que su inesperado tropiezo en casa frente al Estudiantes lo deja cerca de los puestos de descenso, y una derrota en San Pablo lo metería de lleno en la lucha. "Estamos algo tocados por esa derrota, porque una victoria nos hubiera aportado mucha más tranquilidad y confianza. En cualquier caso, hay que levantarse, no hay otro camino, y afrontar el partido en Sevilla en las mejores condiciones", señaló, ya que al igual que otra derrota les complicaría mucho las cosas un triunfo los catapultaría de nuevo.

Con todo, Imbroda cree que una derrota frente al Cajasol no debería provocar nerviosismo en Pucela. "No pienso en complicaciones en caso de perder, sino en afrontar los partidos que nos quedan con la misma intensidad con la que hemos jugado hasta ahora. Vamos a ver si podemos hacerlo el sábado", señaló el que fuera entrenador del Caja San Fernando, que restó importancia al acierto de triples para este partido, a pesar de que el Grupo Capitol es el segundo mejor conjunto en este apartado en la ACB, y el Cajasol cuenta en sus filas con Ellis, el triplista más destacado del campeonato. "Nunca se sabe lo que puede influir, porque, a priori, uno trata de encarar el partido de la mejor forma posible y tener en cuenta al rival. El acierto exterior es otra faceta más del juego, que veremos si es clave o no al final del encuentro, pero también debemos estar atentos a otras", concluyó.

Otro que habló sobre la importancia del encuentro de esta jornada fue el también ex cajista Iván Corrales: "Lo más peligroso del Cajasol es, precisamente, su situación, pero hay que tener en cuenta que desde la llegada de Comas y Bennett el equipo tiene otra soltura. Van a salir a muerte, con mucha intensidad y concentración y, por tanto, si queremos ganar, tendremos que igualar ese nivel e intentar imponer el ritmo de juego", destacó el base.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios