Un necesitado Madrid, a por el líder

  • Los de Schuster reciben a la Juventus en medio de tiempos convulsos y malos resultados

El estadio Santiago Bernabéu albergará un duelo clásico de la Liga de Campeones en el que el Madrid está obligado a ganar a la Juventus no sólo para alcanzar el liderato del Grupo H, sino también para tranquilizar el entorno.

El Madrid vive tiempos convulsos, con acusaciones de corrupción en su directiva, tensiones en el vestuario y malos resultados tanto en Europa como en la Liga. Pero el fútbol ofrece continuas oportunidades de redención, y nada mejor que un triunfo en Europa para aliviar tensiones.

La Juventus desembarca en Madrid como líder del grupo, con un punto de ventaja sobre el Madrid después de su triunfo por 2-1 ante los blancos en la anterior jornada. Así pues, el vencedor tendría el camino franco no sólo para entrar en octavos de final, sino para ser primero del grupo.

"Será un partido difícil. En la ida vimos las dificultades que nos pueden causar. Nosotros vamos a intentar que no se repitan los errores. Intentaremos resolver todos los problemas para ganar y para dar un paso importante para la siguiente ronda", afirmó Bernd Schuster, el técnico blanco.

El Madrid recibe el partido en un irregular momento de forma. Perdió por 3-2 en la Copa del Rey ante el modesto Real Irún, de Segunda División B, y empató a un tanto ante el Almería después de ofrecer una mala imagen, pese a adelantarse en el marcador.

Además, varias piezas importantes arrastran problemas físicos, como Pepe, Van Nistelrooy o Diarra. La participación de todos ellos en el encuentro de esta noche sólo se resolverá horas antes del comienzo del choque.

Es probable que Pepe mejore y encuentre un sitio en el centro de la defensa junto a Cannavaro. Por contra, Diarra tiene más difícil su plena recuperación; si es así, Gago actuaría como eje del equipo, con Guti y Sneijder por delante.

Mientras, Van Nistelrooy arrastra una sinovitis y tampoco parece en las mejores condiciones para jugar desde el inicio, pues lo médicos recomiendan reposo. Si el holandés se queda fuera de la alineación, el Madrid actuaría con el tridente compuesto por Higuaín, Robben y Raúl, un trío que no acaba de funcionar.

La Juventus también tiene una enfermería repleta y llegó a Madrid sin Cristiano Zanetti, Grynera, Marchisio, Buffon, Trezeguet, Zebina, Jorge Andrade y Salihamidzic. Al menos, recuperó a Camoranesi, uno de sus futbolistas más importantes y que no pudo disputar la ida.

Sin embargo, el equipo de Claudio Ranieri está apelando a su orgullo para combatir tantas lesiones y en el último mes remontó posiciones en el Calcio. Acumuló tres triunfos consecutivos y ascendió al sexto puesto, a cuatro puntos del Milan, el líder del torneo. "La victoria ante el Madrid nos dio la oportunidad de partir de cero", comentó Ranieri.

El estadio blanco se prepara para asistir a un partido emocionante y trascendente, con dos estilos contrapuestos: la anarquía del Madrid contra la disciplina de la Juventus.

"La derrota de Turín nos hizo daño porque tuvimos posibilidades para empatar. Es una derrota que nos sirve para salir mañana con ganas de revancha y, sobre todo, para volver al liderato del grupo", resumió Schuster.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios