Hedwiges Maduro. Futbolista del Sevilla

"No es normal que los árbitros la líen siempre"

  • Maduro no entiende que la polémica acompañe de continuo a los colegiados españoles, ve su nivel lejos de Europa y, tras pasarlo muy mal, celebra su actual rol en el Sevilla

Comentarios 1

-Usted ha pasado por mucho y ha encontrado el premio pronto. Antes de lo que esperaba...

-Estoy muy feliz aquí, jugando... Al final no fue un problema, pero después de tantas cosas tuve suerte.

-Le dicen hace dos meses que tiene que parar por un tema coronario y ahora es clave para Míchel.

-Fue rápido. Cuando me dijeron que podía jugar al partido siguiente ya fui en la selección (convocatoria), contra el Rayo ya jugué unos minutos y ante el Madrid era titular y ya... todos los partidos.

-Ni se imagina la importancia que ha significado su irrupción en el esquema del equipo.

-Yo no me veo así, pero puede ser la opinión del míster. Hemos cambiado el estilo un poquito y ahora estoy jugando con Medel o con Rakitic. Podemos jugar 4-3-3, pero también 4-2-3-1 ó 4-1-4-1. Lo bueno es que en un plis-plas cambiamos.

-¿En Costa Ballena empezó?

-No, allí estaba entrenando nornal. Fue al llegar aquí. Me dijeron que había que hacer pruebas. La verdad es que te dicen eso y te asustas. Te dice un doctor que tienes que parar y te asustas. Había jugado once años y nunca había tenido un problema. Después de todas las pruebas me dieron una gran alegría, pero fue un susto muy grande.

-Lo normal con la cantidad de casos que se producen... Sin nombrar a Puerta, Jarque... aquí se ha vivido de cerca con Sergio Sánchez. Y esta semana en el Xerez.

-Las pruebas cada vez y cada año son mejores. Hay muchas personas que pueden tener esos problemas pero no se someten a pruebas. Ésa es la diferencia. Por suerte, a mí me han visto algo. Al final no es un gran problema, pero es mejor que los doctores sepan que tú tienes algo diferente a los demás.

-Esos días serían los más duros...

-Sí. La verdad es que estaba la posibilidad de dejar el fútbol y uno piensa en todos los escenarios. Pero también uno tiene que tener tranquilidad. Mi padre fue clave. Es un hombre muy tranquilo, tiene nervio pero en este caso creo que todos mantuvimos la calma. Me hice las pruebas aquí y me fui a Holanda para estar con ellos un fin de semana. Después fui a Estados Unidos y fui tranquilo. Me hicieron tres pruebas muy exigentes y al final salió todo muy bien.

-¿Y cuál era el problema?

-Era una vena que tenía otra ruta. Al final se vio que la ruta estaba bien y que no era un problema, que va al mismo camino. Pero había que ver si podía tener problemas en el futuro o no.

-Bueno, ya pasó ese capítulo, pero pocos jugadores tienen la suerte de llegar y hacerse con un puesto de titular como se hizo Maduro ante el Real Madrid.

-Fue mi primer partido de titular y creo que fue bastante completo. Todo el equipo lo hizo bien y ganamos. Para mí personalmente fue bueno porque después de tantas cosas significaba mucho. Hacerlo en casa, con victoria y contra el Madrid. Todo fue muy grande.

-Mucha gente descubrió a Maduro en ese partido.

-Bueno, me da igual. Ése más o menos es mi nivel. Para mí fue importante porque fue mi primer partido de 90 minutos. Imagínese cuando tenga una racha de diez partidos u ocho. Entonces jugaré mejor que contra Madrid, Barça, Dépor... Cuantos más partidos juegue tendré más ritmo. Cuando uno entrena todos los días y juega partidos todo es mejor y más rápido.

-¿Cómo explicaría la impotencia que vivió en el campo el día de la derrota ante el Barcelona?

-Fue un partido completo por nuestra parte, pero al final el árbitro influyó en el resultado. Creo que la mano fue clave. Lo vi cerca y fue mano. Y si es mano y hubiera pitado falta habríamos ganado el partido. Son detalles que deciden un resultado o tener tres puntos más o menos. Si pita falta y estamos en el minuto 88, tenemos el balón y un minuto más. Podemos tirar el balón arriba, a una banda y mantenerlo allí. El 2-2, el golpe moral... Al final perdimos porque ellos tienen mucha calidad y estaban once contra diez, pero la sensación fue muy buena y tenemos que seguir con ese rendimiento. Así ganaremos muchos partidos.

-¿Cree que hay un problema serio en el arbitraje en España?

-Yo creo que sí. En todos los partidos hay polémica y yo no lo entiendo. No es normal que en todos los partidos haya polémica. El árbitro tiene que pitar 90 minutos y puede cometer errores, pero lo que es grave es que esos errores siempre sean decisivos. Analícelo usted: en todos los partidos hay algo y la lían. En el Málaga-Betis hay un gol en fuera de juego, en el Madrid-Dépor hubo algo raro también... y es que siempre hay algo. Los jugadores tienen que mejorar a veces su relación con los árbitros, pero en general son los árbitros los que más tienen que mejorar. Creo que ellos tienen que mejorar en bastantes cosas. El caso de nuestro míster es otro ejemplo. Él no ha dicho nada. Son cosas que son fundamentales y que los árbitros deben mejorar.

-¿Cree que los árbitros españoles fuera de España tienen mala fama?

-No hay muchos árbitros españoles pitando en Europa y eso es una señal. En Holanda, por ejemplo, hay cuatro o cinco árbitros que están pitando en Champions y en Europa League. O en Francia... hay el mismo número. Esos son señales que te dicen cómo está el arbitraje y el nivel de los árbitros aquí en España. Por eso digo que tiene que mejorar. Al final todo será mejor para la Liga y mejor para ellos.

-Cuando ha jugado fuera y ha coincidido con un árbitro español, ¿ha sentido ese rechazo?

-Siempre tienes la sensación de que los árbitros españoles no permiten muchas cosas. Ésa es la imagen que hay fuera del árbitro español. Igual que los árbitros en Inglaterra dejan jugar mucho más y por eso a veces es difícil. Cuando jugaba en el Ajax me sorprendió que un árbitro directamente me enseña la tarjeta amarilla. No estaba acostumbrado y no es un gran problema en Europa, pero para España sí.

-¿Cree que, inconscientemente o no, al final se equivocan a favor de lo de los grandes?

-La sensación es que sí. Cuando he estado en el Valencia, y ahora con el partido del Barça... Eso al final cuenta porque son errores decisivos. También lo he visto muchas veces en el Valencia. O contra el Barcelona o contra el Real Madrid. Tengo la sensación de que ellos van a lo cómodo. A veces incluso en el clásico es así. Hay jugadores que ya tienen tarjeta y hacen tres faltas y no pasa nada. ¿Tienen miedo a expulsar a un jugador en el clásico? Si es falta es falta y hay que pitarlo y castigarlo así. Si no, otro jugador va a hacer lo mismo y como sabe que no va a tener la roja, lo hace igual.

-¿Lo considera una falta de autoridad del estamento arbitral?

-Puede ser. Son cosas de ellos y se tienen que mirar en el espejo. Tienen que pitar lo mejor posible, pero la conclusión es que todos tenemos que mejorar, incluso los árbitros.

-Hablamos del Sevilla. ¿Cree que la imagen cambió en Vigo al haber muchos cambios de jugadores?

-Sí, bastante. Fueron tres jugadores que eran fundamentales para el equipo y eso es mucho, además en una zona importante. Es verdad que hay jugadores que están entrenando bien y que no debe ser así. No se deben notar las bajas.

-¿El cambio de sistema influyó?

-No lo sé. Eso es más difícil de saber. El equipo es diferente cuando tiene a Gary (Medel) dentro del campo o a Rakitic. Ellos tienen mucha experiencia. ¿Kondogbia o Campaña? Son jugadores con mucha calidad, pero son jóvenes. Gary, por ejemplo, tiene mucha experiencia y ésa es la diferencia. Cuando sabes leer un partido... eso va con la experiencia. Cuando has jugado mucho a alto nivel, eso lo puedes dominar.

-¿Gary es el jugador que más se beneficia de su llegada al equipo?

-Yo creo que él es un jugador con mucha energía. Y él no tiene que pensar ahora en tapar atrás. Sabe que estoy atrás de él y que puede presionar arriba sin dudas. Con eso tiene más libertad, pero no sólo para presionar, sino también para jugar el balón o ir a segunda jugada.

-¿Esa energía que le sobra también cree que debería saber controlarla, canalizarla... evitar provocaciones como la de Cesc?

-Es una personalidad que siempre va con él. Es su estilo y muchas veces eso es positivo y por eso es un gran jugador.

-¿Cómo ha caído lo de Trochowski en el vestuario?

-Le he mandado mensajes y le verdad es que ha sufrido un palo. Él tenía molestias en esa rodilla, pero no parecían graves. Podía entrenarse sin problemas, pero al final es una lesión grave. Esperemos que todo vaya bien. Le he dicho que a veces es mejor así. Te operas y te recuperas bien.

-Un mal momento para él...

-Estaba marcando goles, estaba jugando bien, a un nivel espectacular. Tiene un gran golpeo con la derecha y vamos a notar su baja. Pero tenemos jugadores para que no se note su ausencia.

-Reyes es uno de ellos. ¿Ve demasiada presión sobre él?

-Hay que tener un buen feeling con él. Sin duda que tiene mucha calidad. Ha tenido una lesión y necesita ritmo. Pero creo que debe ser un poco un juego. Cero que hay veces que tiene que se estar encima de un jugador y otras veces no. Él tiene que ser importante y lo sabe.

-¿Cómo se lleva con Van Gaal? Está sacando a muchos jóvenes...

-Yo voy a jugar en la selección y lo he hablado con los asistentes. He jugado sólo 5 partidos y quiere ver una racha, pero me tiene en cuenta. Lo conozco desde mi etapa en el Ajax, como director técnico. Blind es su asistente. Es un cuerpo técnico al que conozco, los médicos... todo el equipo del Ajax. Tengo que jugar para volver a la selección. Estamos pensando en 2014. Seguro que nos vamos clasificar porque el grupo está flojo y los jóvenes en dos años estarán a un buen nivel. Yo me veo allí. Es mi objetivo personal: triunfar aquí y volver a la selección.

-¿En el Sevilla es más fácil que en el Valencia?

-Este mes es importante para nosotros y veo este año más fuertes al Atlético, al Málaga y a nosotros. Al Valencia también, pero menos. Nosotros hemos jugado con Barça y Madrid y son 6 puntos. Normalmente ellos ganan esos partidos. Es una ventaja que tenemos.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios