Un nuevo punto de partida

  • El conjunto de Ziganda ha pasado de jugar las semifinales de la UEFA a luchar por el descenso · La presencia de Vela y Dady en el ataque son sus mejores armas

Osasuna encara la segunda vuelta de la Liga con la clara idea de que los tiempos han cambiado y debe pensar en luchar por salvar la categoría. Tras una irregular primera vuelta, los hombres de José Ángel Ziganda se encuentran al borde del precipicio y tienen que asimilar el gran cambio de objetivos con respecto a las excelentes pasadas campañas.

La llegada del Cuco Ziganda la pasada temporada era toda una incógnita tras el buen trabajo y los éxitos cosechados por Javier Aguirre en su etapa anterior, pero el técnico navarro supo guiar al equipo hacia una brillante campaña, rubricada con una sorprendente semifinal en la Copa de la UEFA.

La temporada comenzó con las importantes bajas de jugadores como Raúl García, Valdo, David López y Soldado, situación que acusó más aún cuando Nekouman y Hugo Viana -éste último ya recuperado- se lesionaban y decían adiós a gran parte de la temporada. La llegada de Carlos Vela tras su excelente actuación en el Mundial sub 20 de Canadá el pasado verano hizo concebir esperanzas a muchos de que tomaría el relevo de Soldado como goleador. Sin embargo, el mexicano no está siendo regular y es el delantero fichado del Os Belenenses Dady, con seis goles, quien intenta desempeñar la faceta de goleadora del equipo, a la espera de la definitiva irrupción de Pandiani y Portillo, sumidos en una irregularidad excusada con las lesiones y la falta de adaptación al equipo. Con todo ello, la principal preocupación de Ziganda no está siendo la delantera, sino encontrar el sistema definitivo para conseguir la solidez que antes transmitía el equipo y que ya no se refleja en él.

El centro del campo echa de menos la presencia del iraní Nekouman, mientras Javi García, Héctor Font y Hugo Viana se suceden en busca del mejor acompañante para el siempre presente Patxi Puñal. La presencia de Ricardo en la portería da seguridad al equipo, que ha encontrado en Miguel Flaño y Josetxo a sus centrales más propicios.

sin balón

Ziganda ordena iniciar la presión arriba a sus delanteros, aunque el centro del campo y la defensa suelen estar bien armados para poder iniciar el contragolpe desde atrás, sobre todo con la presencia de los rápidos Dady y Vela arriba. Ni Javi García ni Font consiguen aportar el potencial defensivo de Nekouman, mientras la defensa aún no se ha repuesto de la salida de Cuéllar.

con balón

Osasuna suele utilizar las bandas para intentar desbordar, sobre si en ellas se encuentran Juanfran y Delporte, aunque Vela también puede jugar en la izquierda. La calidad de Font aporta más profundidad en el juego de los de Pamplona, aunque el equipo puede acusar la baja de Plasil.

lo mejor

La calidad técnica de Font y Vela propicia su mejor bagaje ofensivo, unido a la grata aparición de Dady en el aspecto goleador.

lo peor

El equipo no se ha repuesto de la salida de algunos jugadores, lo que puede repercutir en la moral de un plantel que ya no tiene la solidez de antaño y que ha visto cómo los fichajes de Pandiani o Portillo no están aportando nada.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios