Los números, reflejo del cambio

  • Estudiantes, descendido el año pasado y repescado, es el equipo más anotador de la ACB tras ganar sus dos partidos.

Dos partidos han bastado para tomar conciencia de que la temporada del Cajasol no será un camino de rosas. Si bien la derrota ante el Caja Laboral entraba en los planes del más optimista, el palo del UCAM Murcia y, sobre todo, la forma de perder, han aumentado las dudas alrededor de un equipo aún en formación y construcción.

Por eso, la visita al Estudiantes del domingo (12:15, por Telemadrid), de nuevo a domicilio por la ocupación de San Pablo este fin de semana (otra vez un espectáculo Disney), cobra si cabe más importancia. Ganar y recuperar sensaciones es fundamental, pero el cuadro colegial es, en este arranque de la Liga, mal rival. Descendido deportivamente la temporada pasada y rescatado por la ACB ante la negativa de subir del Menorca y la desaparición del Lucentum, el conjunto que entrena Txus Vidorreta se parece poco al del año pasado.

Los madrileños, que suman dos victorias en las dos primeras jornadas, son el equipo más anotador de Liga con 101 puntos por encuentro. Cierto es que un par de choques no es un baremo fiable, pero comparado con los 70,4 del curso pasado es un dato a tener en cuenta. La clave, el paso adelante dado por Granger (19,5 puntos de media), el rol de líder que ha asumido Kirksay (ahora segundo más valorado con 27,5) y el disponer, al contrario que en la 2011-2012 de un quinteto fiable y hombres de los que tirar desde el banquillo (con English, Gabriel, Kuric o Barnes).

Pero más que por el rival, el Cajasol debe preocuparse de resolver, primero, sus problemas en defensa. No en vano, si en su día llegó a ser una de las mejores defensas de Europa (menos de 70 puntos de promedio), ahora es la tercera peor de la ACB, encajando en las dos primeras citas una media de 93 puntos. Demasiado, siquiera para tener opciones de ganar, ya que en ataque está lejos de esa cifra (77). En este sentido, destaca el hecho de que los dos conjuntos a los que se han enfrentado los de Aíto tengan un alto grado de acierto en los lanzamientos de dos puntos: el Murcia es primero con un 77,1% de acierto (77% ante los sevillanos) y el Caja Laboral ostenta sólo un 48%, si bien su ante los andaluces su efectividad fue del 62%. Un dato que refleja la endeblez de la defensa cajista en los dos primeros encuentros del campeonato.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios