Entre octavos y el milagro

  • Rumanía tiene casi asegurada la clasificación con una victoria, mientras que su rival necesita una carambola El empate elimina a ambos

La selecciones de Rumanía y Albania juegan hoy un partido a vida o muerte, su tercero y último del Grupo A, puesto que sólo les vale la victoria si quieren aspirar a clasificarse para los octavos de final de la Eurocopa de Francia.

Un empate eliminaría a los dos equipos, dado que Rumanía sólo cuenta con un punto, el que consiguió ante Suiza en la segunda jornada, mientras que Albania ha perdido sus dos partidos.

En principio, al combinado rumano le valdría con ganar para avanzar a octavos, ya que haga lo que haga Suiza contra Francia los cuatro puntos le podrían bastar para finalizar entre los cuatro mejores terceros de los seis grupos que conforman esta competición.

Peor pintan las cosas para Albania, que en el caso de conseguir la victoria quedaría a expensas de un milagro.

La estadística coloca al conjunto que dirige Iordanescu como favorito porque nunca ha perdido en partido oficial contra Albania. De las ocho veces que se han enfrentado seis acabaron con victoria rumana y las dos últimas, correspondientes a la fase de clasificación para el anterior torneo continental, con empate a uno.

Sin embargo, el combinado albanés que ha llevado Gianni de Biasi a Francia ha demostrado que no llega como simple figurante. Contra Suiza perdió por la mínima y cabe destacar que casi le da un disgusto a Francia, ante la que claudicó, sí, pero en los compases finales de aquel encuentro.

Los dos goles franceses en los minutos finales no desmerecen en ningún caso la gran labor que está haciendo el técnico italiano al frente del equipo balcánico.

Así las cosas, el partido se presenta como una final para los dos equipos, por lo que el aspecto psicológico será esencial. Iordanescu podría cambiar su once inicial con respecto al que jugó contra Suiza puesto que dos de los entonces titulares, el centrocampista defensivo Pintilii y el lateral izquierdo Rat, arrastran problemas musculares leves. De hecho, el viernes se ejercitaron por separado junto a Filip.

El seleccionador rumano sí podrá contar con el goleador del equipo, Stancu, totalmente recuperado de una contusión que sufrió contra Suiza. El delantero del Steaua de Bucarest ha hecho los dos goles rumanos en la competición hasta el momento, los dos de penalti

"Esperamos hacer goles en el próximo partido y avanzar en la competición", comentó el entrenador asistente, Viorel Moldovan. "Nuestra única opción es ganar, para lo cual tenemos que demostrar una muy buena actuación en todos los aspectos posibles del juego", añadió.

Albania, por su parte, se presenta con una baja importante puesto que su pivote defensivo titular, Kukeli, está sancionado por acumulación de tarjetas. A esta importante ausencia se le podría unir la de Memushaj que, por precaución, no participó en el último entrenamiento debido a molestias en un gemelo.

No obstamte, De Biasi recuperará al central Cana, uno de los pilares del equipo y que se perdió el partido contra la selección helvética al ser expulsado por doble amonestación en su debut ante Francia.

"Cana es nuestro capitán y un jugador excepcional. Espero que esté en condiciones de hacer un gra partido", declaró su compañero de equipo Lila.

La selección albanesa juega con el objetivo de seguir haciendo historia en el fútbol balcánico, pues en caso de ganar lograría su primera victoria en una fase final de una Eurocopa. El hipotético pase a octavos sería su mayor triunfo en un torneo internacional.

Etiquetas

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios