La olla de Las Torres

  • El Torreblanca gana a un Estrella rebasado por el ambiente

En el campo de las Torres se jugaba ayer el ser o no ser de dos equipos que vienen pujando por el ascenso desde el inicio de la temporada. Se trataba de unos puntos definitivos, a pesar de que los resultados de la jornada impusieran a la postre una emocionante indefinición a falta tan sólo de cuatro jornadas de liga.

El Torreblanca tenía en el calendario marcado el día de ayer como el de una gran final. Y la barriada se movilizó. Todo lo que no fuera sumar los tres puntos hubiera significado perder de vista a los primeros clasificados. La consigna consistía pues en un ataque sin freno. Y así se había conjurado el equipo en el vestuario: "Ataque", recitaba la plantilla al unísono. Y a un frenético ataque salió el Torreblanca desde el pitido inicial.

El capricho, sin embargo, hizo que fuera el Estrella quien anotara primero, en un momento de los denominados claves. 0-1 en el tiempo de alargue de la primera mitad. Al Torreblanca le quedaban pues 45 minutos menos para no arruinar una temporada modélica. Y el gol del Estrella fue el premio a una primera mitad jugada con cabeza por los visitantes.

El coraje y la fe, por su lado, la pusieron el Torreblanca y su entorno. Y bien claro que se evidenció tras la reanudación. En el minuto 60, el Torreblanca empataría tras la materialización de un penalti protestado reiteradamente por el Estrella. Y doce minutos después, el local Rafa firmó el 2-1 definitivo, tras pillar en un despiste a la férrea defensa visitante.

Finalmente, los puntos se quedaron en Torreblanca. El campo local fue en todo momento una olla a presión a la que se le aflojó la válvula por la zona más frágil, la que correspondía al Estrella.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios