bádminton final de la divisiónd e honor

Una oportunidad perdida

  • Laura Molina tuvo en sus manos el punto para ganar el duelo de ida y el Rinconada arranca la final perdiendo en casa por 3-4 frente a La Orden

Laura Molina, capitana del CB Rinconada, se prepara para devolver el volante. Laura Molina, capitana del CB Rinconada, se prepara para devolver el volante.

Laura Molina, capitana del CB Rinconada, se prepara para devolver el volante. / juan carlos vázquez

Lo tuvo Laura Molina. En sus manos tuvo el punto que le podría haber dado el triunfo al Rinconada en el choque de ida de la final de la Liga Nacional, pero lo dejó escapar y La Orden se impuso por 3-4 dando un paso importante para lograr un nuevo título, que se resolverá dentro de dos semanas en tierras onubenses.

Tras ganar los tres primeros duelos de dobles el Rinconada, la capitana cañamera disputó un duelo encuentro ante Nerea Ivorra resuelto en tres sets para la visitante, pese a que fue Molina quien dispuso del primer punto de partido en la tercera manga con 20-19. No aprovechó la oportunidad y el encuentro se lo llevó Ivorra en una acción en la que el volante de la sevillana se fue fuera, pese a sus protestas.

El primer punto cayó del lado local en un emocionante encuentro en el que la pareja formada por Tom Wolfenden y Heather Olver remontaron ante los visitantes Pablo Abián y Haidee Ojeda. Los británicos del Rinconada cedieron el primer set por 18-21, pero reaccionaron acto seguido y se llevaron la segunda manga de forma autoritaria por 21-11. El choque se resolvería en un igualadísimo tercer set resuelto al cuarto punto de partido para los cañameros por 22-24.

Tras el dobles mixto llegó el turno del dobles masculino y el femenino. Repitió Wolfenden, esta vez junto a Javier Sánchez. Juntos doblegaron por la vía rápida a Eliezer Ojeda y Adrián Márquez por 21-15 y 21-14, mientras que Laura Molina y Olver batieron a Ojeda y Telma Santos por 21-18 y 22-20.

Con 3-0 para el Rinconada se iniciaban los duelos individuales. El número uno de La Orden, Pablo Abián, no pasó apuros ante el local José Manuel Fernández Quiles, que apenas dio batalla recibiendo un severo correctivo al caer por 2-21 y 12-21.

Más competido fue el duelo entre la capitana del Rinconada, Laura Molina, y Nerea Ivorra. Era un partido clave porque la sevillana podía dejar el triunfo en casa, pero en un duelo muy igualado acabó cediendo por un ajustado 20-22, 21-9 y 22-24. Molina aprovechó unos problemas físicos de su rival para igualar el primer set que perdió pero en la tercera y decisiva manga fue a remolque para reaccionar en los instantes finales. Tuvo punto de partido Molina con el 20-19, pero Ivorra reaccionó sin medio y acabó llevándose la manga, el duelo y le dio a su equipo un punto clave en la final.

En los siguientes individuales Manuel Brea, del Rinconada, no pudo con Rodolfo Ruiz, que se impuso por 11-21 y 14-21. Al mismo tiempo, Laura Samaniego cayó ante Santos por 11-21 y 12-21, dándole el triunfo definitivo a La Orden por 3-4 en la ida de la final, lo que supone un paso importante para lograr el título dentro de dos semanas en el choque de vuelta que se disputará en Huelva.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios