La paciencia, la mejor aliada de Perotti

  • El buen rendimiento en su reaparación, premio para un jugador que ya es una opción real para Míchel.

Después de bastante tiempo en el que Diego Perotti no terminaba de arrancar, el hecho de estar cinco meses en el dique seco tras pasar por una operación no hacía prever al sevillismo que el argentino, en sus primeros minutos de competición, ofreciera tan buen nivel. Pero detrás de las buenas sensaciones que el extremo ofreció ante el Mallorca hay un gran secreto: la paciencia.

La impulsividad y las ganas por acortar los tiempos siempre fueron pecados que le jugaron malas pasadas a Perotti no hace mucho tiempo. Recaídas, pasos atrás, pruebas médicas, nuevas pruebas... fueron habituales en el día a día del argentino, que cuando pasó por el quirófano al final de la pasada campaña se propuso, junto a los médicos, actuar con calma e, incluso, retrasar los plazos iniciales para no caer de nuevo y también para fortalecer y coger el tono físico adecuado.

Así, ese trabajo se notó ante el Mallorca, cuando salía por Campaña y disputaba sus primeros minutos desde el pasado mes de mayo. Perotti ya había dado muestras de estar muy bien físicamente, con ritmo, durante los entrenamientos de la pasada semana. Tanto que, con la banda izquierda sin dueño tras la lesión de Trochowski, el argentino tiene claro que ha llegado su momento y no ha dudado en demostrar que se merece ese puesto más que otras opciones como Manu del Moral, Luna o el alicaído Reyes.

Tras subir el peldaño de sumar minutos ante el Mallorca, el extremo, intermitente desde que cayó lesionado en Nervión ante el Xerez la noche que fue destituido Jiménez, es ahora una alternativa real para Míchel como titular.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios