José Javier Hombrados

"Está el país como para quejarme yo por un 'cruzadito"

  • El guardameta conversa del pasado, el presente y el futuro del balonmano, lamentando faltar a las próximas citas con España

Comentarios 1

José Javier Hombrados (Madrid, 07-04-72) no estará este jueves en San Pablo defendiendo la portería de la selección española ni tampoco en el Mundial tras ser operado de la rotura del ligamento anterior cruzado de la rodilla izquierda. Aun así, le queda cuerda para rato y es un placer la conversación con alguien que ha dado y da tanto por el balonmano.

-¿Cómo se encuentra?

-A cuatro patas: dos pies y dos muletas. En pleno proceso de rehabilitación. Acabo de empezar la segunda semana, dando los pasos necesarios para la recuperación sabiendo que el final está lejos.

-¿La renovación al día siguiente con el Atlético estaba prevista?

-No. Es un detalle, tiene un valor enorme y estoy muy agradecido.

-Habrá sido un fastidio enorme perderse el Mundial en España.

-Para empezar, me habría gustado estar en Sevilla para el partido ante Portugal y por supuesto en el Mundial. Que sea en España es especial. Desgraciadamente, esto sucede y no me quejo. He tenido una carrera larga y por un desliz no vamos a llorar. Está la situación del país como para quejarme yo por un cruzadito.

-España ha sido campeona de Europa júnior, ¿está garantizado el relevo generacional?

-Vienen jugadores detrás que están haciendo cosas importantes. Es lo que tienen las crisis: pierdes potencial extranjero en la liga y los jóvenes españoles maduran mucho antes. Eso es bueno para la selección, aunque es pronto. En el equipo nacional somos varios muy veteranos, con gente joven también, aunque alguna línea está más coja que otra. Ahora es difícil encontrar laterales izquierdos.

-¿Lorenzo Rico o Barrufet?

-Fueron porteros muy distintos. De Lorenzo me quedaría con su saber estar, su capacidad para sumar para el equipo, de cambiar el signo del partido; Barru era el fenómeno, hacía unos números... Es uno de los grandes. Parando desde los extremos ha sido el mejor.

-Dicen que tiene mala memoria, pero qué parada no se le olvida.

-Dicen bien. Me acuerdo de las victorias, pero paradas... no.

-¿Y el gol más doloroso?

-En los cuartos contra Francia en los Juegos no estaba yo en la portería, pero como si hubiera estado. Aquél de la Final Four que perdimos... Han sido un montón, pero olvido rápido las cosas duras. Es autodefensa. Me gusta ir al entrenamiento siguiente con ánimo.

-Subcampeonas de Europa, bronce en el Mundial y en los Juegos, ¿está el equipo nacional masculino orgulloso de las chicas?

-Somos del mismo deporte. Estamos encantados y orgullosos. Colaboramos con ellas en lo posible porque la liga femenina no está tan considerada como la Asobal. Es una desgracia que la mayoría del equipo de los Juegos esté fuera de España. Exportamos balonmano porque las nuestras son buenas, pero nuestra liga está devaluada.

-Compartía posición en el Atlético con Sterbik, ¿qué le parece que se fuera al Barcelona?

-Pasa en todos los deportes. Somos profesionales y buscamos lo mejor para nuestra familia. Se ha ido a un gran club. Mi relación con él no ha cambiado. Somos compañeros. La pena es que no está conmigo.

-¿Ve futuro en la portería de la selección?

-A Sterbik le queda. Sierra es un valor seguro, con mucha experiencia y sabe dónde está. Llegan Gonzalo Pérez de Vargas (Granollers), Jorge Gómez (Guadalajara)...

-¿Con quién tiene más amistad tras tantos años de carrera?

-Con muchos por lazos de club o de selección. Los dos con los que más, Salva Esquer y Fernando Hernández, que ahora ha vuelto a jugar al Valladolid. Por supuesto con Dujshebaev, aparte de con todos los de mi equipo, el roce hace el cariño.

-¿El mejor septeto de la historia para Hombrados?

-Eso es mucha mucha tela. Habría que remontarse... Ahora hay muy buenos, pero antes convivimos con jugadores fabulosos. Dujshebaev, Jakimovic, Masip, Barrufet, Lorenzo, Richardson. Te sale una colección de todas las generaciones. ¿Quiénes son mejores? ¿Richardson o Karabatic? El último tiene mucha potencia física, pero el primero era un virtuoso.

-¿El jugador más temido?

-Jakimovic era capaz de todo: fintaba, lanzaba, generaba juego...

-¿Un último sueño?

-Me gustaría que el Atletico se llevara una Champions. A corto plazo, que la selección haga algo gordo en este Mundial.

-¿Qué piensa de Valero Rivera y de Juan de Dios Román?

-Con Valero he sido un colaborador dentro de la selección. Hablamos mucho para coordinar la labor personal y la deportiva. Lo hemos hecho bien. Con Juan de Dios, desde su posición, me he tenido que pegar más por temas internos. Lo conozco desde hace 20 años y sé las ganas que tiene de que mejore todo. Se deja la vida por este deporte.

-¿Cuántas veces le han preguntado por Urdangarín?

-Muchas. Resultaba llamativo que nos buscaran periodistas del corazón. Nuestra relación con él deportivamente ha sido exquisita. Entré en la selección cuando él era veterano y se comportó de manera excepcional. Tengo esa imagen. Lo que vino después.... Es un asunto difícil. Nos da pena verlo envuelto en esto.

-Atlético, Cantabria, Teucro, Ademar, Portland, Ciudad Real y vuelta al Atlético. ¿Le tiene manía al Barcelona?

-No, no. De los 15 jugadores con más internacionalidades con España, soy el único que no ha jugado en el Barça. Una vez hubo un amago de contacto... En fin, no lo he echado de menos. He tenido una guerra deportiva diversa y llevo 20 años pegándome contra ellos, quizás menos cuando estuve en el Teucro. Muchas ganaron ellos, muchas nosotros...

-262 veces internacional y Barrufet 280, ¿echó cuentas?

-No. Sólo son números.

-Estuvo en el 96 en la final del Europeo en Sevilla, pero no jugó...

-Jugué el amistoso en diciembre del 95 allí contra Croacia. En la final estuvieron Fort y Núñez, yo no.

-¿Le han dado mucho la brasa con su parecido con Luis Tosar?

-Sí, hemos bromeado mucho. Alguna vez han intentado ponerse en contacto con él por hacer la típica gracia. En otra ocasión hicieron un fotomontaje con mi cara de la película Mientras dormías y lo colgué en Twitter. No me molesta. También hemos comentado de coña que me podía dejar la perilla como Malamadre, pero al final no lo he hecho. A Tosar no lo conozco.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios