La palabra "crisis" no es tabú para Del Nido

  • El presidente sevillista matiza que es "de resultados", al tiempo que exige · "Estoy seguro de llegar a los objetivos", recalca

Comentarios 1

Nuevo desplazamiento europeo y ya se hace tradicional el repaso de José María del Nido a la situación de su equipo en el propio aeropuerto sevillano de San Pablo. Ocurre que esta vez los blancos llegan a este encuentro en Lieja frente al Standard después de tres derrotas consecutivas y eso no le gusta nada al ganador abogado sevillano. Y no lo oculta por mucho que acompañe ese pesar con un mensaje de tranquilidad. "Hay crisis de resultados, sin lugar a duda alguna", se puede extractar de su disertación como titular.

Pero conviene explicar ese titular periodístico y Del Nido, por supuesto, lo hacía. "Hay crisis de resultados, sin lugar a duda alguna. Un equipo que se lleva seis meses sin conocer la derrota y que tiene tres seguidas en un momento, pues está en crisis de resultados, pero eso no quiere decir que la entidad, ni mucho menos, esté en crisis porque nosotros estamos convencidos de que al final se conseguirán los objetivos".

Es el matiz que ofrecía el presidente sevillista en sus reflexiones sobre un periodo complicado en lo deportivo. "Estamos con la preocupación lógica de esta crisis de resultados que tenemos en estos últimos partidos y con la seguridad de que el proyecto es firme, que tenemos plantilla más que suficiente para afrontar las competiciones. Eso sí, tenemos la seguridad de que vamos a enderezar el rumbo y que vamos por buen camino".

A partir de ese momento, el mandatario le pasa la pelota a sus ejecutivos responsables de la parcela deportiva: "La solución la tienen que encontrar los técnicos, hay muchas razones por las cuales no se han conseguido victorias en los últimos encuentros y ellos son los que las tienen que analizar, las tienen que valorar y son los que tienen que adoptar las medidas para que acabemos de una vez por todas con esta racha de derrotas", comenta antes de que le pregunten por su opinión concreta sobre lo sucedido el pasado domingo en Valladolid. "El resultado del domingo ocurrió por circunstancias puntuales; el equipo no supo jugar con diez y hay que buscar las razones por las que eso se produjo, pero hasta ese momento el equipo estaba jugando bien y obteniendo resultados positivos. Estamos a tres puntos del segundo clasificado y tampoco hay que poner el grito en el cielo por estos dos resultados negativos en la Liga. Lo que sí es verdad es que no es lógico, ni es normal, ni estamos preparados, ni es el proyecto que hemos hecho, el de las derrotas consecutivas". Justificaciones válidas, pero el mensaje es exigente, como siempre por parte de Del Nido.

Y le llega el turno a Luis Fabiano, aunque el presidente del consejo de administración nervionense no carga contra un futbolista al que admira. "Luis Fabiano mantiene que él sintió el contacto leve cuando entró en el área chica y yo lo tengo que creer, sin perjuicio de que todos tenemos que hacer examen de conciencia y analizar si efectivamente debieron de haberse producido las dos circunstancias que motivaron su expulsión. Pero yo no voy a anatemizar a uno de los mejores nueves del mundo que tantísimas tardes de gloria nos ha dado y que estoy convencido de que va a seguir dándonos al Sevilla Fútbol Club. A los nuestros hay que defenderlos algunas veces con razón y otras sin ella. ¿Cuántas les debe el Sevilla a él?, depende de ver la botella medio llena o medio vacía", afirma en esa mezcla de crítica y defensa al brasileño.

Entre todo el repaso, está claro, no puede faltar el motivo del viaje, ese partido frente al Standard en Lieja y Del Nido lanza una advertencia sobre las dificultades. "Vamos con la ilusión de obtener una victoria que acabe con esta mala racha de resultados y que nos permita nuestra clasificación para la siguiente fase de la Copa de la UEFA. Respetando al rival, porque sabemos que vamos a un campo difícil, con un rival duro, que suele ser competitivo y que seguro que nos va a poner muchas dificultades. Va a ser un partido difícil, vamos a un campo pequeño donde el público aprieta, ante un equipo que está acostumbrado a jugar para ganar y para vencer y ante un equipo que se juega muchas posibilidades de clasificación ante nosotros. Si nos gana, tendrán posibilidades de entrar y si pierden prácticamente se les acabarán".

Última reflexión, las lesiones, aunque sin parapetarse en ellas como excusa. "Sin querer justificar en las lesiones la racha de resultados que hemos tenido, sí es verdad que impiden las rotaciones para las que se había configurado el plantel. Tampoco es lógico ni normal que en determinadas jornadas tengamos ocho o diez lesionados y sí me preocupa que vayan saliendo de la enfermería en las fechas que teníamos previstas los jugadores. Afortunadamente, ya vienen Mosquera y Diego Capel en condiciones de ser alineados. Y Kanoute está a un paso ya de incorporarse, lo cual sería una buena noticia". Punto final a un repaso cargado de mensajes, un discurso, como siempre, con justificaciones en lo deportivo pero también con exigencias.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios