Siete partidos y un reto

  • Las sensaciones de un Sevilla en claro crecimiento mantienen la cada vez más quimérica opción europea.

Comentarios 6

Atlético, Valladolid, Espanyol, Málaga, Real Sociedad, Osasuna y Valencia. Estos son los siete rivales que tendrá el Sevilla en las siete jornadas que quedan para que se defina el campeonato liguero. Tendrá enfrente a difíciles contrincantes, aunque con cuatro de ellos, Atlético, Espanyol, Real Sociedad y Valencia, jugará en el Ramón Sánchez-Pizjuán, donde en este 2013 el equipo suma por victorias sus comparecencias ligueras. Y de las tres salidas, la más complicada a priori es la de Málaga. Valladolid y Pamplona completan un calendario nada sencillo, aunque para cuando el Sevilla deba visitar a los rojillos puede que tengan ya todos los deberes hechos, o casi. Pero, con todo, lo que mantiene las complicadas opciones de una clasificación europea son las buenas sensaciones de un equipo que está en claro crecimiento con Emery.

El técnico guipuzcoano ha conseguido meter en el canasto a muchos jugadores que parecían estar fuera de órbita y el mejor ejemplo de ello es cómo ha logrado que Reyes encuentre una línea de regularidad desde esa posición de falso extremo izquierdo que antes no supo aprovechar el utrerano. Pese a lo sufrido del triunfo sobre el Athletic y al frustrante empate en el derbi, el Sevilla llega al sprint final en una buena forma física y mentalmente reforzado por el buen juego que está desarrollando y los goles de su referencia ofensiva, Negredo, que se confirma semana a semana como el máximo goleador nacional y que va camino de firmar su mejor registro desde que está en la élite futbolística.

La clasificación para la final de la Copa del Rey de Real Madrid y Atlético, con puestos de Champions prácticamente garantizados, pone la barrera de la Liga Europa en el séptimo puesto que ahora ocupa el Betis, a seis puntos del Sevilla. Mucho más en el aire está la posibilidad de que el Tribunal de Arbitraje Deportivo europeo (TAS) desestime el recurso del Málaga contra la prohibición de la UEFA de que participe en competiciones europeas por sus deudas. De confirmarse su exclusión, el Sevilla podría entrar por la puerta de atrás en la Liga Europa. Ahora mismo, el ocupante del octavo puesto es el Rayo Vallecano, que se queda a dos puntos de distancia tras su derrota en la mañana de ayer ante la Real Sociedad. Es una posibilidad lejana, pero Emery ya ha prometido que, en tanto que ve a su equipo "vivo" y con "energía", exprimirá hasta la última gota de sus jugadores para apurar tales opciones.

El problema que se encuentra Emery es que apenas cuenta con 14 ó 15 jugadores, si bien Perotti ya ha vuelto para ayudar al equipo a desatascar partidos en este tramo final. El argentino se suma a esa energía creciente de la que habla Emery y que se fundamenta también en los galones que ha asido con fuerza Rakitic y en el buen papel de los futbolistas de ataque: Jesús Navas, Reyes y Negredo.

Las dudas llegan atrás. Con Medel pendiente de su castigo por su enésima expulsión, Maduro debe volver a dar un paso adelante. Emery ya evidenció que no se fía mucho de su actual estado cuando, con un hombre menos desde el minuto 55, no refrescó a su equipo -que había realizado un derroche físico enorme cuatro días antes- hasta el 85, momento en que sacó al holandés para tratar de cerrar el partido. Además, la defensa está cogida con alfileres, con Fernando Navarro obligado a actuar de central zurdo por delante de Botía. Ambos conformarán el eje de la defensa ante el Atlético por la baja de Fazio (quinta amarilla). Será la primera prueba de fuego para medir esa energía que nota Emery.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios