Un paso más cerca del sueño

  • El Betis vence al Logroñés y se jugará el ascenso con el Femarguín

La historia se repite para el Betis, que por segundo año consecutivo disputará la segunda y última eliminatoria de la fase de ascenso a Primera División, después de sentenciar en su feudo la clasificación para la misma al doblegar al EDF Logroño.

Y lo hizo con una holgura mayor de la que cabría esperar, dado que en el choque de ida las pupilas de María Pry cosecharon una corta ventaja (1-2). Pero en esta ocasión, a la calidad del plantel verdiblanco se sumó su eficacia de cara a portería y el apoyo de unos 500 aficionados, que no dejaron de animar a las suyas durante todo el partido.

Hasta el calor se alió con las anfitrionas, que vieron como el conjunto visitante disminuía su intensidad y acercamientos al área rival. A ello contribuyó también el césped de la ciudad deportiva, pues el terreno de juego en el que acostumbran a jugar las norteñas es artificial.

La unión de todos estos factores propició que el Betis protagonizara un encuentro plácido y vistoso en el que pudo explotar al máximo su fútbol directo y de toque, hilvanado casi a la perfección ante un Logroño dubitativo, lastrado por el clima cálido que le dio la bienvenida a Sevilla y por los pocos espacios que encontró para conducir el esférico.

A las visitantes no les quedó más remedio que encomendarse al recurso de los balones en largos, pero tampoco hallaron un resquicio por el que debilitar a las locales. El muro defensivo verdiblanco, sólido y ordenado, estuvo siempre atento a cualquier posible rechace o jugada de peligro y en otras tantas ocasiones anuló la ofensiva contraria al quedar la última de sus jugadoras en posición de fuera de juego.

Las de Pry resolvieron pronto el choque evitando cualquier exceso de confianza. A ello ayudó el tempranero gol de Irene, convertida en todo un quebradero de cabeza para la zaga del Logroño.

Pese al tanto encajado, el conjunto norteño no bajó el pistón, lo que coincidió con unos minutos de cierta relajación en el cuadro verdiblanco, que perdió el control de la pelota en el centro del campo y se despistó en un par de ocasiones a balón parado.

Así llegó la mejor ocasión de las visitantes, la cual acabó estrellándose en el palo de la portería defendida por Raquel. A partir de ahí, el Betis se recompuso y al filo de la media hora Clau amplió la ventaja de su equipo.

De esta nueva situación apenas tuvo tiempo de recuperarse el Logroño, al que las urgencias le volvieron a jugar malas pasadas. Tanto es así que, apenas un minutos después, Paula Moreno conectó un certero disparo con la derecha desde el borde del área. La trayectoria que siguió el balón fue imparable para Andrea.

Ya en la segunda mitad, el Betis bajó el ritmo y se limitó a controlar el encuentro para evitar cualquier hipotética reacción del Logroño.

Así las cosas, el Betis se medirá ante el Femarguín canario, que doblegó al Lorca Féminas murciano (3-0), en la segunda y definitiva eliminatoria de ascenso a Primera. La ida será el próximo fin de semana en territorio isleño. La vuelta, siete días después en Sevilla.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios