Las tres patas del banco

  • Bamforth, Balvin y Nachbar suman el 48% de los puntos del equipo en esta segunda vuelta. El ataque ensombrece la mejora defensiva.

Las estadísticas oficiales dicen que el CB Sevilla sigue siendo la peor defensa de la Liga, aunque la mejora en esta faceta está siendo clave en la segunda vuelta. Pero los números también señalan que el conjunto hispalense ha pasado de ser el decimosexto ataque de la ACB al undécimo, mejorando su promedio de puntos en más de cinco por encuentro, 14 si se toman en cuenta sólo los seis últimos encuentros disputados.

En esta mejora ha sido clave el trío que conforman Nachbar, Balvin y Bamforth. No en vano, de los 806 puntos que acumula el equipo en los diez choques de la segunda vuelta casi la mitad de ellos (387) lo suman entre los tres, un 48% del total y todos, pese a algún lunar, promediando más de 11 puntos por duelo en esta segunda vuelta.

Bamforth es el máximo anotador cajista de la temporada con 12,8 puntos por partido (es el decimotercero de toda la Liga), una cifra que en los últimos diez choques aumenta a los 14,8 con sólo dos citas con menos de 10 puntos, mientras que en seis superó los 15.

Nachbar es el siguiente en la lista. El esloveno promedia 12,6 en lo que va de curso, mientras que en lo que va de segunda vuelta acumula de media 12,1, pese a que se quedo sin anotar en Málaga y en el triunfo ante el Fuenlabrada apenas logró un triple. Con topes de 32 puntos y MVP del mes de marzo, el balcánico se está mostrando más activo en esta recta final de la campaña y mejora los números que firmó en sus dos temporadas con el Barcelona.

La otra pata de este banco es Balvin. El checo está ofreciendo ahora el mejor rendimiento en los seis años que lleva en Sevilla, muy posiblemente el último. Si la temporada pasada acabó con pobres promedios de 4,5 puntos y 4 rebotes, esta campaña está superando sus mejores registros en la capital andaluza logrados con Aíto García Reneses en la 13-14 (5,9 puntos y 6,4 rebotes). Promedia 9,6 puntos y 7,4 rebotes, aunque desde la jornada 17 a la actual su aportación aumenta hasta los 11,8 puntos por partido, pese a lograr sólo dos en la última cita ante un Gipuzkoa que lo defendió muy bien.

Los tres, junto al trabajo de todo el grupo, han sido claves en los últimos triunfos, ya que el CB Sevilla ha pasado de promediar 74,5 puntos a 90,2 de media en estas últimas cinco jornadas. Su aumento anotador le lleva a firmar su mejor temporada en ataque de los últimos ocho años y rozar convertirse en el mejor de la década. No en vano, en estas últimas cinco citas sólo ante el UCAM no alcanzó los 80 puntos, mientras que en los cinco triunfos seguidos que acumula en San Pablo, su mejor racha como local desde la 09-10 (fueron ocho), su promedio anotador es de 87 puntos, bajando de 80 sólo ante el Obradoiro (67), con los 100 que le endosó al Baskonia como tope.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios